Deportes

Meten un gol en Tercera División que ya quisieran firmar Messi o Cristiano Ronaldo

En la temporada 2004-2005, el defensa del Numancia Antonio marcaba un gol que, además de dar los tres puntos a su equipo ante el Sevilla, entraba en la historia de la Liga. Nadie antes ni después ha sido capaz de anotar un tanto desde tan lejos, ya que el despeje del defensa numantino recorrió 68 metros antes de entrar en la portería de Esteban.

Este pasado fin de semana, el filial del Almería se enfrentaba al Torredonjimeno en partido correspondiente a la 18ª jornada del grupo 9-A de Tercera División. El Almería B y el Torredonjimeno llegaban a este encuentro compartiendo el liderato del grupo y, como se presumía, fue un partido disputado y con una gran igualdad.

Sin embargo, todo saltó por los aires en el minuto 77 de partido. Con 0-0 en el marcador, el futbolista belga Largie Ramazani se hacía con un balón en su propio terreno de juego. Levantaba la vista y veía adelantado al portero y no se lo pensaba dos veces, lanzando un misil que voló por el cielo almeriense antes de estrellarse contras las redes de la portería rival.

A tres metros del récord

Tanto los pocos aficionados que presenciaban el partido en directo por las medidas anticovid como los propios jugadores no daban crédito a lo que acababa de suceder. El joven jugador belga, con solo 20 años, se había sacado de la manga un zapatazo digno de Messi, Cristiano Ronaldo o los mejores jugadores del mundo… aunque seguíamos en un partido de Tercera.

Los compañeros de Ramazani le abrazaron con efusividad y volvieron a hacerlo a la conclusión del choque, ya que su gol fue el único del partido y el que permite al Almería B liderar en solitario la clasificación. Un tanto impresionante, pero al que solo le han faltado unos metros para entrar en la historia.

Los 65 metros desde los que anotó Largie Ramazani se quedan a solo tres de los 68 desde los que marcó Antonio hace más de quince años. Pero aunque no ha conseguido entrar en la historia del fútbol español, sí puede presumir que su gol fue una obra de arte, mientras que el del defensa del Numancia terminó en las redes rivales por el viento y el exceso de vista del portero.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba