Economía

Moreno: la Junta será «beligerante» ante una salida de la sede social de Unicaja de Málaga

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha trasladado este viernes el «desacuerdo» del Gobierno andaluz ante la posible salida de la sede social de Unicaja Banco de Málaga y ha dicho que será «contundentemente beligerante» y utilizará «todos los instrumentos que tengamos a nuestro alcance» para que no se produzca.

«No quiero ni oír hablar de esa situación porque me parecería una traición a lo que se acordó en el proceso de fusión«, ha señalado desde Marbella (Málaga), en el día que los trabajadores de Unicaja han iniciado una huelga en Andalucía y en otras comunidades como Madrid, Valencia o Castilla-La Mancha, en rechazo al expediente de regulación de empleo (ERE) que ha planteado la entidad.

Moreno ha dicho que «no simpatiza con ningún tipo de despido» y ha trasladado, «dentro del máximo respeto que tengo a cualquier empresa», «el máximo respaldo a los trabajadores». Por ello, ha pedido a la entidad bancaria que «cualquier decisión que adopte sea dialogada e intentando proteger al máximo el empleo en Andalucía«.

Europa Press

De este modo, el presidente de la Junta ha querido enviar dos mensajes: que el Gobierno andaluz está «completamente en desacuerdo» con la posible salida de Unicaja Banco de la comunidad y que será «contundentemente beligerante con cualquier decisión que pueda suponer» la misma.

En esta línea se ha pronunciado también la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, que ha mantenido en esta jornada una reunión con el secretario general de CCOO, Fernando Cubillo, y con los representantes del sindicato en Unicaja para conocer sus posiciones ante la negociación de despidos colectivos que mantiene abierta la empresa tras su fusión con la entidad asturiana Liberbank. Navarro ha reiterado la voluntad manifestada ya por el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, de hacer «todo lo que esté en nuestra mano para que el impacto en los puestos de trabajo sea el menor posible» y ha descartado «lógicamente» la intervención en las decisiones «que internamente se toman en una empresa y que afectan incluso a la reorganización de la plantilla, pero sí estamos dispuestos a intermediar para que el impacto sobre los trabajadores sea el menor posible», ha incidido.

J. Zuloaga

La delegada ha recordado que Unicaja es «la última entidad financiera propiamente andaluza, y, además, con sede en Málaga, provincia que, además, está liderando la recuperación de nuestra comunidad, donde queremos que siga manteniendo su centro de decisión».

En este sentido, ha indicado que la postura del Gobierno andaluz trasladada a los sindicatos, y también a la empresa, es que Andalucía «necesita una entidad financiera de referencia como es Unicaja, como ha sido siempre, fuerte y arraigada a la comunidad y a Málaga especialmente».

Así, ha reiterado el apoyo y compromiso del Gobierno andaluz «para ayudar en la medida de nuestras posibilidades a que se alcance un acuerdo lo menos dañino posible para los empleados y Unicaja siga siendo uno de los motores económicos de nuestra tierra».

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba