Deportes

Nadal comienza con vigor la conquista de su ‘Grand Slam’ número 21 y se cita con Gasquet

Rafa Nadal puso este martes por la tarde la primera piedra para conquistar su decimocuarto torneo de Roland Garros, que sería su 21 ‘grande’, al derrotar al australiano Alexei Popyrin por 6-3, 6-2 y 7-6 (3), en 2 horas y 23 minutos. Tras un muy cómodo inicio, la leyenda española se complicó el partido en la tercera manga, cuando cedió su saque y tuvo que levantar dos bolas de ‘set’, la segunda con un desarrollo muy favorable para su rival.

No las aprovechó, sin embargo, el ganador júnior de 2017, que comprobó en primera persona la dureza de un Nadal que no suele dejar escapar las oportunidades que se le presentan. El balear se medirá en segunda ronda contra el francés Richard Gasquet, que se deshizo de su compatriota Hugo Gaston (invitado por los organizadores) por 6-1, 6-4 y 6-2.

Popyrin, en un lance del partido. (REUTERS)Popyrin, en un lance del partido. (REUTERS)Popyrin, en un lance del partido. (REUTERS)

Hasta ese amargo tercer ‘set’, el partido había discurrido de forma apacible para Nadal en el debut en su torneo predilecto (la victoria número 101 en París), frente a un rival que le puso mucha potencia a los golpes, pero poco más. Popyrin, 63 del ránking mundial a sus 21 años, llegaba con el trofeo de Singapur bajo el brazo, pero padeció la virulencia del juego de Nadal en la pista central parisina.

Sol y calor

Apenas dejó espacios Rafa, muy concentrado y robusto, como es habitual, y con las condiciones ambientales a su favor: el sol bien alto y calor -antes de la lluvia que se anuncia para los próximos días. Un buen contexto para poner freno a la velocidad de las bolas que enviaba el australiano.

“Ha sido más difícil de lo que parece contra un gran rival, estoy muy contento de la victoria y de regresar a esta pista un año más”, aseguraría después del encuentro el español, sorprendido de la forma en la que se apuntó los dos primeros sets pese a la potencia de juego de su rival. (Después llegaría el bache y se vería 5-2 abajo en el tercer ‘set’ y resto).

Dos veces tuvo bola para anotarse la manga el joven australiano, pero dejó escapar ambas; sorprendente fue la segunda, tras un magnífico servicio que Nadal restó con dificultad, un primer ‘smash’ del australiano que de nuevo devolvió con problemas Rafa y un segundo, aun más diáfano, que envió incomprensiblemente a la grada de la Philippe Chatrier. Ahí se acabó el duelo: en la mente de Popyrin no quedó ánimo para seguir peleando y Nadal ya solo quería cerrar lo antes posible la jornada.

Nadal saluda tras el partido. (EFE)Nadal saluda tras el partido. (EFE)Nadal saluda tras el partido. (EFE)

La segunda ronda vivirá el duelo número 17 entre Nadal y Gasquet, dos tenistas de la misma generación a los que durante años prestaron una carrera paralela, pero que el tiempo ha demostrado muy diferente. El francés nunca ha ganado al mallorquín, que lo superó en 2005 camino de su primer trofeo en París y de nuevo en 2018, cuando perseguía el undécimo. Este mes persigue el número 14, que le convertiría, asombrosamente, en el jugador con más ‘grandes’ de la historia de la raqueta.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba