Viajes

Navalquejigo, el pueblo medieval de la sierra madrileña

Navalquejigo es un núcleo de población perteneciente a El Escorial, en la sierra de Madrid. Fue pueblo durante siglos y de sus mejores épocas conserva cierto diseño medieval. Pero hoy Navalquejigo ya no es pueblo, aunque tiene (y no tiene) habitantes.

Para visitar este pueblo de Madrid hay que darse prisa, al menos si queremos ver su iglesia, la iglesia de la Exaltación de la Santa Cruz, en claro proceso de deterioro. Salvo que confiemos en el Ayuntamiento de El Escorial, que se ha comprometido a dar los pasos legales necesarios para garantizar su conservación.

Todo esto ocurre porque Navalquejigo es un pueblo deshabitado en pleno corazón de la sierra madrileña. Es una aldea abandonada, pero repoblada… pero amenazada por el desalojo.

En 1997 llegó a Navalquejigo un grupo de nuevos vecinos (okupas les dicen). Poco a poco y sin ayudas lo fueron reconstruyendo con sus propias manos. Por eso decimos que repoblado. Lo que ocurre ahora es que una empresa que compró parte de los terrenos de esta aldea pretende desalojarles (en 2007 los okupas fueron desalojados, pero una sentencia de 2008 les permitió volver).

Polémicas al margen, Navalquejigo es un bonito pueblo que merece nuestra visita. Prueba de ello es que desde 2006 es Bien de Interés Cultural. Su principal tesoro es esa iglesia de la Exaltación de la Santa Cruz, del siglo XIII, que fue fortificada por los Mendoza en el siglo XV y restaurada en el XIX. Tiene así elementos románicos, isabelinos y herrerianos.

El templo amenaza ruina y ha sido incluido en la Lista Roja del Patrimonio que elabora la asociación Hispania Nostra. Recientemente ha aparecido el antiguo suelo de la iglesia debajo de la capa de tierra que lo cubría. Es de baldosas de terracota y está en perfecto estado.

Otros tesoros de Navalquejigo son el el Corral de Concejo (mencionado ya en el XVII), las Casas Herrenes (de origen medieval), su Picota (en la foto de arriba), la fuente-lavadero (única de las 3 que había), su puente (del XVII) y el edificio del ayuntamiento.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba