Deportes

“Nos trataron como criminales”

La Eurocopa, los protocolos COVID y las fronteras cerradas siguen dando mucho de qué hablar. En este caso, la afición de Gales ha salido perjudicada de las restricciones impuestas por los Países Bajos, pese a que no había un aval que así lo respaldara. Dos aficionados del país de Gareth Bale aterrizaron en el aeropuerto de Ámsterdam para disfrutar en el estadio del primer partido de octavos de final de la competición ante Dinamarca.

Pero las autoridades no permitieron la entrada de estos, tal y como tenían previsto debido a que las variantes del COVID han hecho al gobierno neerlandés tomar la decisión de no aceptar turistas provenientes de las islas. El matiz que diferencia esta historia de un caso no autorizado es que los seguidores no volaban desde Reino Unido, sino que su procedencia previa era Azerbaiyán y Rusia, donde han acompañado a su selección en la primera fase de la Eurocopa.

En la BBC cuentan su experiencia: “Nos llevaron a una habitación individualmente, lo que se sintió como un interrogatorio. Nos trataron como criminales como si estuviéramos haciendo algo mal. Les dijimos que veníamos de Azerbaiyán y Rusia, que no estaban en su lista de países de alto riesgo, pero después de tres horas simplemente decidieron que no nos iban a dejar entrar porque estábamos de vacaciones”.

Pese a poder demostrar que llevaban casi dos semanas volando con Gales y viviendo en primera persona la Eurocopa, no se les ha permitido llevar vida normal en su nuevo destino. El asunto, por supuesto, les ha enfadado notablemente y sirve como ejemplo de que las autoridades correspondientes no son flexibles pese a la disputa del torneo continental bajo sus fronteras…

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba