Viajes

Nueve cosas (al menos) que ver en la navarra Lekunberri

Lekunberri está en la Merindad de Pamplona, en la comarca Norte de Aralar. De hecho este municipio navarro está a sólo 34 kilómetros de la capital de la comunidad. A vista de pájaro, queda entre Pamplona y San Sebastián.

En pleno siglo XII aparece ya documentada la existencia de Lekunberri, lugar fronterizo, bien situado. Con apenas 1.500 habitantes, esta bella localidad se aparece en el centro del valle de Larráun, en la falda de la Sierra de Aralar. Vamos a recorrerla. Estas son nueve cosas (al menos) que ver en Lekunberri.

En pleno siglo XII aparece ya documentada la existencia de Lekunberri, lugar fronterizo, bien situado. Su caserío se distribuye en llano agrupado en torno a la parroquia de San Juan. Construidos con piedras de sillería, puertas de medio punto y ventanas dinteladas, los grandes caserones del casco antiguo han llegado hasta nuestros días conservando en su mayoría el aspecto y su belleza.

Esta parroquia, que data del siglo XIV, es un tesoro para la memoria de Lekunberri. En el interior se encuentra un atractivo retablo mayor barroco y dos retablos del renacimiento.

Antiguamente, las mujeres realizaban la colada o lixue en estos edificios. Por suerte Lekunberri cuenta con uno de ellos restaurado ofreciendo al público una oportunidad única de rememorar la historia y ver de primera mano este emblema del pasado.

Este templo aparece rodeado de un soberbio paisaje. En su interior atesora el retablo románico del siglo XII considerado una de las principales obras de esmaltaría de Europa.

Esta senda recupera el antiguo trazado del tren que unía Pamplona y San Sebastián. La vía verde Plazaola se extiende por bosque y montaña. A lo largo del camino se puede apreciar toda la belleza natural de la zona.

Para disfrutar de una panorámica única del paisaje no hay nada mejor que este paraje. El otoño, con los colores del bosque, y la primavera son seguramente las mejores estaciones del año llegarse a este mirador.

La cueva de Mendukilo se encuentra a pocos kilómetros de Lekunberri, en la cercana localidad de Astitz. Es una forma más inmersiva de visitar la Sierra de Aralar.

Cerca de Lekunberri nace el río Larraun, al cual se accede por unos hermosos senderos naturales. No hay nada mejor que refrescarse tras una excursión agradable.

En el límite entre Alli y Lekunberri se encuentra este paraje donde arquitectura civil (el antiguo molino harinero) y naturaleza (el río Larraun) se juntan. Nace así un espacio de flora, fauna y silencio.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba