Deportes

Nyom, el futbolista que crispó y desesperó a Koeman y al Barcelona

En el fútbol predominan la picaresca, las artimañas y las provocaciones. Hay jugadores que se les reconoce como buenas personas fuera del campo y que cuando pisan el césped no conocen ni a su padre ni a su madre. Juegan y hacen todo lo posible para ganar con su esfuerzo, sacrificio, intensidad y estratagemas. Es el caso de Nyom. El jugador del Getafe que acusa Ronald Koeman de haberle insultado durante el partido del pasado sábado en el Coliseum. El técnico holandés acabó el encuentro desesperado. Crispado. Pidió a Bordalás que diera un toque de atención a Nyom por tener un comportamiento, digamos que ordinario y maleducado.

“Nyom me ha faltado al respeto. Me ha dicho cosas muy feas en la banda”, manifestó el entrenador del Barça en la sala de prensa. No dijo qué tipo de falta de respeto se produjo, pero en el programa de ‘El Club de la Mitjanic’ de Catalunya Radio informan que los insultos que salieron de boca del camerunés fueron los siguientes: “Hijo de puta”, “vete a tomar por culo”. Desde el Barcelona descartan que vayan a pedir al Comité de Competición que entre de oficio para abrir un expediente y haya una sanción.

Nyom queda señalado por Koeman como un jugador sucio, provocador. Como un villano que se dedica a pasar la línea de la picaresca y consigue sus objetivos con el juego sucio y los insultos. Hay dos acciones del camerunés en el partido que sirven para denunciar su excesiva agresividad. Un codazo a Messi en la frontal del área y la forma en la que se encaró con Ansu Fati en una jugada en la que el joven barcelonista cayó al suelo tras un forcejeo y se pidió penalti. “¿18 años y te tiras así?”, le recriminaba Nyon al barcelonista con un tono enérgico.

De buena persona a villano

¿Es un jugador sucio, maleducado y provocador? En Getafe no dan crédito con la mala fama que ha cogido el camerunés a raíz de las palabras de Koeman y la escena en la que el entrenador holandés se dirigió a Bordalás al final del partido. Uno de los primeros que salió a lavar la imagen y defender a su compañero fue el delantero Jaime Mata. “Koeman antes de entrenar ha sido futbolista y dentro del campo nos decimos todos un montón de cosas fuera de contexto y de sentido. Si él dice que Nyom le ha dicho algo, seguramente él le ha dicho de vuelta a Nyom. Son cosas que tienen que quedar en el campo”, es la postura de un portavoz del Getafe con la que se protege a Nyom.

Bordalás, su entrenador, comentó tras las acusaciones de Koeman que Nyom es una persona educada. Fue el primer sorprendido. Entonces, ¿quién es realmente el camerunés? Allan Roméo Nyom es un veterano futbolista (32 años) que llega curtido al Getafe después de jugar en Italia, Inglaterra y seis temporadas en el Granada donde consiguió subir con el equipo nazarí de Segunda división B a la Primera división. Antes de vestir la azulona del ‘Geta’ estuvo en el Leganés. En efecto, estamos hablando de un jugador competitivo, experimentado y que juega cada minuto, segundo, balón y duelo enchufado para sacar ventaja y minar la moral del adversario. El sábado lo consiguió, una vez más, contra el Barcelona.

Es habitual verle en cada partido yendo a por todo en cada balón para recuperarlo y emplearse con una intensidad al límite del reglamento. Para Bordalás es uno de sus jugadores de confianza, una prolongación en el campo de la esencia e identidad que tiene y pide el entrenador al equipo. Es obligatorio jugar con un punto de agresividad si quieres ser alguien en la alta competición. Pero es Bordalás el primero que no comparte lo que le dijo Koeman. A Nyom se le conoce en el Getafe como una persona educada, respetuosa y bromista. Un tipo que vive con pasión el fútbol y es tremendamente competitivo.

Por todo esto triunfa y es fundamental en el Getafe de Bordalás. Se trata de un jugador aguerrido. Incombustible. Un bribón que lo da todo y que consigue desesperar a los rivales. Pero que no tiene maldad, como aseguran los que le conocen a fondo. “Lo de este tío es de locos. No he visto nadie así en mi vida”, acabó gritando Sergio Herrera, el portero de Osasuna, en el inicio de Liga cuando se enfrentaron en el Coliseum y terminó el partido harto del camerunés. Se rindió a la pesadez de Nyom. Ese día dio un recital de cómo perder tiempo si hace falta tirarse al suelo tras un choque. Como incordiar al rival y no parar de estar encima del árbitro. Nyom es un jugador molesto. Un auténtico fastidio que hace de todo para salirse con la suya y que, según Koeman, también falta al respeto o insulta. Aunque esto último lo niegan en el Getafe.

Su comportamiento se explica como la transformación de un futbolista que tiene una personalidad tranquila fuera del campo y es un terremoto el tiempo que dura un partido. No es el único caso en la Liga y en el resto del fútbol hay más ‘Nyones’. En el Real Madrid, por ejemplo, el que lleva la fama de ‘leñero’ es Casemiro por la intensidad con la que va a los duelos y al brasileño, quienes les conocen de verdad, le definen como una persona serena, tranquila y hasta respetuosa. Lo mismo pasa con Nyom, al que califican como un soldado de Bordalás, que fue capaz de crispar a Koeman y al Barcelona, pero que es una excelente persona.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba