Viajes

Ocho lugares para visitar a menos de una hora de Burgos

Sólo hay una catedral en España reconocida de forma individual como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es la de Burgos. La ciudad castellana puede presumir de tener (vale, junto a León) la mejor muestra de catedral gótica de nuestro país.

Es el símbolo de Burgos. Pero también lo son el Real Monasterio de las Huelgas Reales o la Cartuja de Miraflores. Y más recientemente, el Museo de la Evolución Humana de Atapuerca.

Esta provincia castellana está salpicada de pueblos de cuento, ricos en patrimonio y parajes naturales que pintan el perfecto escenario para una escapada romántica. Esta vez nos detenemos en ocho lugares para visitar a menos de una hora de Burgos.

En plena comarca de las Merindades, Frías corona un peñasco del pico Humión, en el Parque Natural Montes Obarenes. Si nos parece un rincón de postal es sobretodo por sus casas colgadas en la roca. Destaca también el puente medieval que da entrada a la ciudad (sí, Frías es una ciudad) y el Castillo de los Duques de Frías, rodeado por un foso.

El monumento más insigne de Santo Domingo de Silos es su monasterio, joya universal del románico, que en la actualidad se ha convertido en centro de peregrinación espiritual y artística. Regentado por monjes benedictinos que celebran misas gregorianas, cuenta también con una rica biblioteca y una botica del siglo XVIII, que reúne una colección de tarros de Talavera y un laboratorio con instrumental antiguo.

Es un pequeño municipio que debe su fama a los yacimientos arqueológicos prehistóricos encontrados en su término. Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, son los únicos en Europa en los que es posible seguir la evolución de los modos de vida de los primeros humanos que habitaron el Viejo Continente, hace aproximadamente un millón de años. El Museo de la Evolución Humana (en la foto), ya en Burgos, da cabida a los hallazgos de los yacimientos de Atapuerca.

Su principal atractivo lo construyen los ríos Ebro y Rudrón, por el cañón formado en su recorrido, creando grandes cortados y espacios, como la surgencia kárstica del Pozo Azul, la resurgencia del Rudrón en Barrio-Panizares y la Fuente de Orbaneja, poderoso manantial que cae en cascada hasta el río Ebro. Encinares, hayedos, sabinares… podemos contemplar paisajes sorprendentes desde Valdelateja haciendo senderismo por el Cañón del Ebro, o subiendo al Alto Rudrón, senda que discurre paralela al río, entre Hoyos del Tozo y Moradillo del Castillo.

Joya del patrimonio castellano, esta localidad pertenece a la comarca del Arlanza. Pasear por Covarrubias es un viaje al pasado y una delicia para amantes del arte y las historias. Y todo mientras se pasea bajo sus casas tradicionales compuestas de madera y adobe.

Es una villa medieval de la Ribera del Duero, cuya antigüedad data del siglo I. La bienvenida al pueblo la da el mismísimo Cid Campeador, en imponente escultura, ya que por aquí pasó en su destierro. Imprescindible, la Ruta de las loberas, una caminata que conduce hasta las construcciones circulares en las que se resguardaba antiguamente a los rebaño. En el río Bañuelos, el paseo lleva a la bodega subterránea de Alfonso VIII, la más antigua de la Ribera del Duero.

Constituye un conjunto de villa conventual y cortesana barroca único en España, con un trazado urbano de los más importantes del siglo XVII realizados en los últimos años de los Austrias. Su legado nos permite disfrutar de una elegante villa que tiene en el Palacio Ducal, hoy Parador Nacional, su gran icono, presidiendo de forma majestuosa y distinguida la gran Plaza Ducal.

Es famoso porque recogió al Cid en la época de su destierro. Junto con su mujer y sus hijas y allí vivieron hasta el final de sus días. La iglesia conventual es del siglo XVI, y anexa a ella se abre la Capilla del Cid. Conserva partes en estilo románico; la iglesia es gótica y parte de la fachada es del s. XVIII. Los monjes cistercienses lo ocupan desde 1942 y elaboran vinos y licores de hierbas medicinales.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba