Vivienda

Oficinas en el barrio Salamanca o ‘coliving’ en BCN: 40 M en activos ‘prime’ de venta ‘online’

Un hotel en la Costa Brava, un edificio de ‘coliving’ en Barcelona o un edificio de oficinas en el barrio de Salamanca (Madrid). La venta privada de activos inmobiliarios coge impulso con la vuelta progresiva a la normalidad, en un momento en que las restricciones han obligado a tirar de internet y del comercio electrónico para la venta de todo tipo de productos. Y el inmobiliario no podía ser menos.

Addmeet, portal inmobiliario especializado en procesos de “subasta ‘online” o “venta privada ‘online” de edificios, solares e inmuebles en rentabilidad, tiene actualmente en marcha venta de activos valorados en 40 millones de euros que van desde un hotel tres estrellas de 250 habitaciones en la Costa Brava, por el que hay una oferta sobre la mesa para operarlo con un millón de euros de rentas al año, hasta un edificio de ‘coliving’ de 2.000 metros cuadrados en Barcelona en la calle Pujades 279 —con flujo de caja anual para el inversor de más de 350.000 euros—, pasando por un solar para uso hotelero de 20.000 metros cuadrados en Lanzarote, junto al Hotel Occidental Teguisse Mar, hasta un edificio de 2.000 metros en pleno barrio de Salamanca.

Un hotel tres estrellas de 250 habitaciones en la Costa Brava y un edificio ‘coliving’ en Barcelona

Los propietarios de todos estos activos, todos ellos privados, buscan comprador a través de internet, mediante un proceso 100% ‘online’. El procedimiento es sencillo, se invita a los inversores prémium verificados de Addmeet a acceder a una zona privada por invitación donde pueden consumir toda la información facilitada del proceso y cargar sus ofertas en los plazos definidos para el mismo. El propietario valida qué inversores van pasando de fase hasta obtener su oferta vinculante y materializar la venta.

Addmeet nació en 2013, antes de que se iniciara la recuperación inmobiliaria en España, y desde entonces ha subastado activos valorados en casi 600 millones de euros. En todos estos años, han sido múltiples los organismos de la Administración pública que han recurrido a este portal para subastar sus activos y optimizar su venta. El Ministerio de Defensa, la Comunidad de Madrid —el Canal de Isabel II—, la Generalitat de Cataluña —Fira 2000—, pero también empresas del sector privado como Ibercaja en procesos de venta privada ‘online’ enfocada a inversores institucionales.

E. Sanz

De hecho, Defensa ha sido uno de los más activos, llegando a anunciar a través de Addmeet su mayor subasta de suelo en cinco años, o la venta del antiguo Hospital del Aire por 22,6 millones de euros. De entre todas las transacciones, la más llamativa y novedosa fue la subasta ‘online’ realizada en directo del edificio situado en la calle Buen Suceso 12, de Madrid, propiedad del Canal de Isabel II. En esta subasta ‘online’, se impuso la Universidad Rey Juan Carlos a otros interesados, como el Grupo Villar Mir, tras ofrecer 16,75 millones de euros por el inmueble.

Desde AAPP a inversores privados

Hasta esta subasta, los organismos públicos habían recurrido a subastas para enajenar sus inmuebles, pero estas siempre eran presenciales, ya fuera mediante ofertas en sobre cerrado, como la venta del solar de Defensa situado en Raimundo Fernández Villaverde o la subasta de varios edificios de la Gran Vía de la Comunidad de Madrid, o a mano alzada, como la del edificio propiedad de la Seguridad Social situado en el número 14 del paseo de la Castellana.

“Estamos cambiando el paradigma de que para propietarios privados en la comercialización de sus activos el canal ‘online’ es igual de válido o más que los procesos de venta analógicos tradicionales”, explican desde Addmeet a El Confidencial. “-Nuestro algoritmo DAO nos ayuda tanto a poder hacer una información masiva en procesos públicos como en hacer una segmentación muy afinada en procesos privados que funcionan por invitación”.

E. Sanz

Addmeet explica que DAO —o demanda Addmeet oferta— es un algoritmo capaz de captar y procesar todo tipo de compraventas inmobiliarias, ya sean edificios, oficinas, centros comerciales, hoteles, aparcamientos, residencias, equipamientos o un largo etcétera de activos, así como de discernir las características del inmueble, identificar al comprador y al vendedor, así como la fecha y el precio de transacción, eso sí, siempre y cuando supere los tres millones de euros. Para ello, analiza múltiples bases de datos de acceso público. “Una auténtica revolución en el mercado inmobiliario, fruto de más de una década de investigación e inversión“.

Este algoritmo permite conocer la inversión inmobiliaria realizada en cualquier ciudad española, y conocer al detalle cuántas transacciones se realizaron por tipo de activo. De ahí que arroje datos de inversión inmobiliaria en España que suelen exceder en mucho las estadísticas disponibles hasta ahora.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba