Deportes

Operación sorpresa de Marc Márquez: ¿qué podemos esperar para el próximo Mundial?

La tercera operación a la que se ha tenido que someter Marc Márquez en su húmero derecho era una cuestión silente en la trastienda del campeonato. Nadie quería hablar de ello, casi ni planteárselo, pero quien sí lo tuvo presente, desde el primer momento, fue el propio Márquez, a la vista de que la evolución de su recuperación no ha sido como se esperaba: la fractura no se ha consolidado y ha degenerado en una pseudoartrosis. Y como consecuencia de ello ayer se sometió a una larga y compleja operación de ocho horas.

Curiosamente, mientras el mensaje oficial en estos últimos meses y semanas era que la recuperación evolucionaba conforme a lo previsto, y se transmitía un mensaje conciliador y conservador tras la precipitación de los primeros días, había voces expertas que advertían sobre los riesgos que corría Márquez. Una de esas voces cualificadas era la del doctor Claudio Costa, padre de la Clinica Mobile, ahora en el retiro, que creó en 1977 la institución médica que ha asistido a los pilotos en el Campeonato del Mundo durante décadas. Costa alertó que, de no prosperar las medidas adoptadas tras la segunda intervención, Márquez estaba en riesgo de sufrir una pseudoartrosis, como así ha sido, y se lamentó de que nadie le consultara su opinión.

Marquez, en medio de su recuperación. (EFE)Marquez, en medio de su recuperación. (EFE)Marquez, en medio de su recuperación. (EFE)

De hecho, Costa detalló el tipo de intervención que debería realizarse, y precisamente ha coincidido plenamente con la técnica empleada por los cirujanos del Hospital Ruber Internacional, de Madrid.

En noviembre, Costa aseguraba que de operarse en ese preciso momento, Márquez apenas tendría tiempo de recuperarse para las pruebas del próximo mes de febrero en Sepang. Y la intervención se ha producido un mes después de su previsor y atinado análisis, fruto de cuarenta años de dedicación a la traumatología específica de los pilotos motociclistas. De momento, los médicos aún no se han pronunciado sobre el periodo estimado para su recuperación. Es lógico, porque la complejidad de la lesión invita a ser absolutamente prudentes.

Cargar las tintas

Ahora es fácil que empiecen las comparaciones, que se carguen las tintas sobre el equipo médico que intervino a Márquez en las dos ocasiones anteriores, liderado por el doctor Xavier Mir. Ignoro por completo si acertaron con la técnica empleada, si el tratamiento recibido fue el adecuado o no. No soy traumatólogo y nunca me atreveré a hacer consideración alguna al respecto. Aunque, seguramente, la precipitación con la que Márquez regresó a la competición, apenas tres días después de su delicada intervención, y el sobreesfuerzo añadido a la zona lesionada para intentar agilizar la recuperación, tienen mucho que ver con las consecuencias posteriores.

La responsabilidad de que Márquez volviera a subirse a una moto no dependía del médico, sino del propio piloto, de su equipo y de su entorno. Pero uno no decide volver a la actividad sin el visto bueno de los médicos. ¿Pero quién es el guapo que le dice que no al piloto más ambicioso y decidido de la parrilla, al hombre fuerte del campeonato, al campeón? Es la pescadilla que se muerde la cola.

Juan Pedro de la Torre

Sería interesante que se pudiera aprender de esta desafortunada experiencia. De un tiempo a esta parte se ha implantado un riguroso protocolo médico para evitar que pilotos lesionados vuelvan a competir sin estar en condiciones óptimas para hacerlo. Hay pilotos que en estos años no han superado las pruebas médicas y se han quedado sin correr, y otros, como Márquez, que recibieron la autorización del director médico del campeonato.

Quizás el criterio tenga que ser otro. Desde siempre en las carreras hemos asistido a retornos tan milagrosos como absurdos. Hay mucha épica de cuento de hadas en el mundo de las carreras. En el pasado tenía su sentido, era factible cuando el nivel de la competición era mucho menos exigente, pero hoy no solo es absurdo, sino también peligroso, que los pilotos regresen a un circuito en determinadas condiciones físicas. Esperemos que el caso Márquez ayude a reflexionar sobre ello. Porque por encima del piloto y sus compromisos hay una persona. Y quizás el primero que tenga que pararse a pensar en ello sea el propio piloto y los que lo rodean.

Las opciones de Márquez en 2021

¿Qué opciones tiene Márquez de cara al próximo Mundial? Imposible decirlo en estos momentos, cuando los médicos todavía no se han pronunciado sobre el periodo de rehabilitación, y las posibles secuelas derivadas de esto, como el dolor crónico, una posibilidad que hay que considerar. Si atendemos a las previsiones hechas por Costa semanas atrás, Márquez no estará listo para las pruebas de pretemporada. Esa ausencia sería una pesada mochila tras un año en blanco.

¿Qué hará Honda? De momento, Honda ha renovado el contrato a su piloto de pruebas, Stefan Bradl, que ha cubierto con bastante dignidad el hueco de Márquez, habida cuenta su falta de ritmo en competición. Cuando por fin ha podido centrarse en pilotar y no en ejercer como piloto-probador, Bradl ha experimentado una notable evolución. Por lógica, será el hombre que siga supliendo a Márquez.

Stefan Bradl, en una imagen reciente. (EFE)Stefan Bradl, en una imagen reciente. (EFE)Stefan Bradl, en una imagen reciente. (EFE)

Y a partir de aquí, mucho motociclismo-ficción. Ya es hilar muy fino cuando hay quien se atreve asegurar que el hecho de que Andrea Dovizioso no renovara con Ducati y no aceptara las diferentes ofertas recibidas desde varias marcas para ser piloto de pruebas, tiene que ver con la posibilidad de quedar libre en 2021 y así estar disponible para sustituir a Márquez si fuera necesario.

Otras opciones como el mantenimiento de Álex Márquez en el equipo de fábrica o el “ascenso” de Takaaki Nakagami a esa estructura son, en este momento, puras especulaciones. Lo que sin duda fue un acierto de Honda es firmar con Pol Espargaró, que ha demostrado estar en forma y ser un piloto de primera línea en todas las carreras.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba