Viajes

Paraísos naturales de España y Portugal a los que queremos viajar cuando pase esta crisis

La crisis provocada por la pandemia del coronavirus pasará y entonces será el momento de recuperar el tiempo perdido y volver a viajar libremente. El buscador de vuelos y hoteles Jetcost ha preguntado a sus usuarios dónde querrían viajar cuando todo pase.

Muchos de los destinos elegidos son parques naturales y algunos Patrimonio de la Humanidad. Cuatro de ellos, los más cercanos, están en España y Portugal. Son Timanfaya, Sierra de Guadarrama, Arrábida y las Azores.

Si no fuera por el intenso color azul del cielo y porque con suerte puede adivinarse el mar abajo, la vista de Timanfaya, con su abanico de tonos rojos, marrones y hasta el negro de las cenizas, podrían pasar por paisajes del planeta Marte. Soledad absoluta.

Los volcanes y campos de lavas vírgenes de este parque nacional de 5.000 hectáreas situado junto a la costa occidental de la isla de Lanzarote constituyen uno de los espectáculos visuales más pintorescos de las Islas Canarias. Inalterada por la mano humana, ni la vegetación ni el clima han tenido tiempo de modificar la belleza pura de esta tierra roja y azabache incluida en una Reserva de la Biosfera de la Unesco.

Privilegiado refugio de biodiversidad, el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama ocupa parte de las provincias de Segovia y Madrid. Gracias a las condiciones de la Sierra, más fresca y húmeda, y su menor transformación por la actividad humana, han permitido la formación de circos y lagunas glaciares y sus roquedos graníticos; entre sus paisajes vegetales, los ecosistemas de alta montaña y los extensos pinares de pino albar.

El pico de Peñalara es la cima de mayor altitud de la cadena montañosa que lo conforma. También destacan el Puerto de Navafría, las sierras de la Morcuera y de los Siete Picos. Todas estas zonas montañosas son áreas frecuentadas por los aficionados al senderismo o al alpinismo.

Situado junto al mar, entre Setúbal y la localidad marinera de Sesimbra, en el Parque Natural de la Arrábida el azul del mar se combina con los tonos claros de los acantilados calcáreos y con el verde y denso manto vegetal que cubre la Sierra. La riqueza vegetal es uno de sus mayores atractivos. Aquí se encuentra uno de los raros ejemplos de maquis mediterráneo en Portugal. Por ello Arrábida es considerada una verdadera reliquia científica internacional.

Además de la Sierra de la Arrábida, el Parque engloba otras elevaciones como la Sierra de Risco, donde se sitúa el punto más alto de la costa continental portuguesa. Se trata de un magnífico acantilado de 380 metros de altura que se precipita sobre el mar y desde el que se puede apreciar una inolvidable vista panorámica del Atlántico. El encuentro de la sierra con el mar originó un cordón de playas de arenas finas y aguas transparentes entre las más bellas del Atlántico.

Tanto si se es un amante de los paseos tranquilos como un adicto a la adrenalina, las Azores cuentan con más de 60 recorridos pedestres totalmente acondicionados para pasear con total seguridad, mientras se descubren paisajes únicos entre caminos totalmente rodeados por la naturaleza. Divididos en tres niveles de dificultad -fácil, medio y difícil-, la red de recorridos pedestres se adapta a las distintas edades y niveles de preparación física.

Muchos de los senderos catalogados aprovechan caminos que los habitantes de estas islas han utilizado durante siglos para sus desplazamientos diarios, para el transporte de mercancías o para el tránsito de ganado. En la actualidad, los turistas aprovechan esta sabiduría ancestral para atajar distancias con el fin de conocer diferentes ángulos y detalles de los tesoros paisajísticos del archipiélago, ya que conectan casi todos los rincones de cada una de las islas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba