Peñíscola o Morella, algunos de los pueblos con más encanto en Castellón

La provincia de Castellón además de contar con fabulosas playas y una rica gastronomía guarda en su interior maravillosos pueblos donde encontrar fascinantes y mágicos rincones. Aquí te mostramos los cinco pueblos con más encanto de Castellón para que puedas disfrutarlo e inmortalizarlos con tu cámara. ¿Te los vas a perder?

Situada en la Costa del Azahar, constituye un paraje único y hermoso donde encontrar su casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural. Conocido como el refugio del Papa Luna, el castillo de Peñíscola fue construido por orden de los templarios entre el siglo XIII y el siglo XV. Además fue sede pontificia y refugio de Benedicto XIII. Su castillo se eleva por encima de un peñón con aspecto es muy majestuoso.

Este pueblo del interior de Castellón está considerado uno de los más bonitos de España. Su maravilloso casco antiguo con calles estrellas y zigzageantes nos hace transportarnos a sus orígenes árabes. Si vas a visitar Castellón, este es uno de los pueblos que no puedes dejar de visitar.

Esta villa de casas solariegas e iglesias medievales está encaramada en lo alto de un cerro y desde las alturas vigila los alrededores su imponente castillo. Entrar a través de sus murallas a la localidad es viajar en el tiempo. Este pueblo perteneciente a la Comunidad Valenciana cuenta con 2.800 habitantes y una altura sobre el nivel del mar de 980 metros.

Mascarell tiene dos accesos, en los lados este y oeste, y su planta es casi cuadrangular. En su interior destaca su casa consistorial de finales del siglo XVIII de proporciones reducidas pero equilibradas y dignas; y su iglesia parroquial de finales del siglo XVII. La muralla está hecha de mortero, tierra y ladrillo, y al centro de cada lado tiene una torre.

Este municipio situado a 1.180 metros sobre el nivel del mar, está encaramado en una muela entre paredes naturales de piedra. Entre sus puntos de interés está el Parque Natural Rambla Celumbres, la Roca Parada o la Serra dels Matxos. Cuenta con un amplio abanico de actividades festivas características del municipio. El año empieza con la fiesta de San Antonio y sigue con numerosas romerías. Durante el verano, Castellfort celebra sus fiestas patronales y, en septiembre, el Día de la Patrona.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba