Salud

Pepe Viyuela: “Cuando uno se ríe siente que puede seguir adelante”

Dicen que la risa es un bálsamo para el alma. Una buena carcajada nos quita las penas, nos abstrae de nuestros males y, sobre todo, nos hace felices. Cuando hablamos de esta materia no podemos hacerlo sin recordar a los expertos históricos del humor: los payasos. No en vano se tiene constancia de que este oficio ya existía hace más de 4.000 años en China, donde un bufón llamado Yusze servía en la corte del emperador Chiiu Shih huang-ti, constructor de la Gran Muralla.

Precisamente para homenajear a estos simpáticos y graciosos personajes, que tradicionalmente tienen una enorme nariz roja y un gran corazón, este jueves se celebra el Día Internacional del Payaso. Una fecha para conmemorar este noble oficio que no conoce de fronteras, ni razas, ni idiomas.

Foto: EFE/ARCHIVOFoto: EFE/ARCHIVOFoto: EFE/ARCHIVO

Que se celebre anualmente el 5 de noviembre no es una casualidad y nos toca muy de cerca a los españoles. La fecha fue elegida en honor al nacimiento de Emilio Alberto Aragón, a quien todos conocemos como el mítico payaso Miliki. El simpático humorista, junto al resto de Los payasos de la tele, hizo reír a una generación entera de niños y llevó felicidad a muchos hogares.

La importancia del humor y los payasos en tiempos de covid

En estos tiempos en los que la pesadumbre se ha adueñado de la mayor parte del planeta por culpa del covid-19, los payasos y el humor pueden ser más importantes que nunca. En El Confidencial hemos charlado con uno de nuestros más ilustres payasos, Pepe Viyuela, para plasmar el gran valor que pueden aportar los profesionales a los que hoy se homenajea.

“En momentos como estos el humor es un salvavidas, algo a lo que nos agarramos para no hundirnos y que nos permite mirar hacia adelante con esperanza”, opina el actor sobre la importancia del humor en los tiempos tan duros que corren. Para el orgulloso payaso la risa se transforma inmediatamente en esperanza, “en el momento que uno se ríe siente que puede seguir adelante. Es como si con la risa nos cargarse de energía para seguir avanzando hacia la solución de los problemas que podamos tener”.

Fran Sánchez Becerril

“En la situación actual creo que reír en comunidad, reír juntos, es muy importante. Cuanto peor estamos más necesitamos la risa y el sentido del humor para sobrevivir”, apunta Viyuela.

En este sentido apunta a que el tipo de comedia que se hace puede ser combativa contra las injusticias o un bálsamo que nos ayude a sobrellevar lo que sufrimos: “Puede ser las dos cosas, depende de quién la haga puede llevar una carga más satírica o más crítica. Sea como fuere, siempre es un elemento reactivo contra el sufrimiento, ya lleve aguijón o simplemente se utilice como bálsamo; siempre es muy útil”.

Pepe Viyuela. Foto: Raúl Magdaleno Pepe Viyuela. Foto: Raúl Magdaleno Pepe Viyuela. Foto: Raúl Magdaleno

Para que esta felicidad que provoca la comedia salga a flote el actor reivindica la figura del payaso, “que lleva presente en todas las culturas desde que el ser humano tiene conciencia de sí mismo, porque es una especie de espejo ante el que nos colocamos para vernos a nosotros mismos y aceptarnos. En todas las culturas han existido chamanes o brujos que utilizaban la danza o la parodia para superar las dificultades”.

“En este momento necesitamos este tipo de personajes, que sean capaces de exorcizarnos y quitarnos de encima este miedo; o por lo menos ayudarnos a superarlo”, señala el actor al tiempo que indica que “el humor de los payaso, que no necesariamente tiene que ser blanco, invita a reírse de uno mismo, a mirarse al espejo y reírse de tu situación, tus defectos y tus problemas”. “Y si no es posible reírse directamente, porque es muy difícil por la pandemia que está ocurriendo ahora mismo, sí es posible poner el foco en otro lugar más amable y que te permita hacerte más fuerte frente al problema”, apostilla.

Asimismo apunta a que el humor que buscan los payasos “no es un humor narcótico, que nos haga olvidar la realidad, sino un humor sedante en cierto sentido, que nos permite soportar el dolor tan terrible que estamos viviendo para llegar a otro momento más feliz”.

Teniendo en cuenta la historia de los payasos y su humor, Viyuela sentencia: “Los payasos somos absolutamente necesarios. Lo hemos sido siempre, pero en momentos tan difíciles como estos, todavía lo somos más”.

El placer para un payaso de hacer reír

El actor siente atracción por ser payaso “por el placer que provoca hacer reír a la gente”. “A todos nos gusta que se rían con nosotros. Desde que somos niños nos llama la atención la carcajada de la gente y más si está provocada por algo que hemos hecho”, apunta.

Pepe Viyuela. Foto: Raúl MagdalenoPepe Viyuela. Foto: Raúl MagdalenoPepe Viyuela. Foto: Raúl Magdaleno

“Ese inmenso placer que provoca salir al escenario y recibir esa ola de energía positiva es muy gratificante. Igual que también lo es el retorno que recibes en la calle cuando te agradecen que en momentos difíciles se han reido contigo, que ayudaste a alguien a seguir adelante”, explica.

Respecto a la connotación negativa de la palabra payaso, Viyuela la considera “normal”, aunque no la comparte. “Vivimos en una sociedad donde el éxito… más que el éxito, la ocultación del fracaso, es lo que se valora por encima de todo; y el payaso vive de fracasar y de convertirlo en una fiesta”, apunta.

Entiendo que se asocie negativamente porque nos tropezamos, nos caemos, nos equivocamos, no escondemos nuestros errores, nos vestimos de una forma estrafalaria y pertenecemos a ese sector de la sociedad que no le importa reconocer que somos vulnerable y al que no le importa decir que tenemos derecho a fracasar y que aprendemos del fracaso”, concluye.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba