Deportes

Piqué hace pública su nómina para desmentir que sea el jugador del Barça que más cobra

Al corte y sin contemplaciones. Como buen central, así ha salido Gerard Piqué al paso de las informaciones vertidas en el programa ‘Onze’ de la cadena de televisión catalana ‘Esport 3’ sobre los presuntos salarios de los futbolistas del FC Barcelona, un tema especialmente sensible en el club que preside Joan Laporta debido a los graves problemas financieros que padece y que le están dificultando hacer sitio a los nuevos fichajes como el de Ferran Torres o el de Morata, que no termina de concretarse.

En un mensaje colgado en su perfil de Twitter, Piqué muestra un extracto con el 50% de su nómina, 2.328.884,39 euros concretamente, cobrada el pasado 30 de diciembre, para desmentir así que sea el jugador que más gana de la plantilla. «Personajes como este cobra de una televisión pública por defender a sus amigos», escribe el central azulgrana en el citado mensaje, en catalán y en referencia al periodista que el pasado jueves dio una lista de los jugadores de la plantilla azulgrana que más ingresan anualmente, con Gerard a la cabeza, seguido por otros dos internacionales españoles como Sergio Busquets y Jordi Alba. «Respétate un poco», le pide Piqué a Lluís Canut, que así se llama el periodista de TV3 en cuestión.

Según siempre la información de este medio, a los tres capitanes les seguirían Umtiti, cuya salida es una prioridad para el Barça de cara a poder descargarse masa salarial, Ter Stegen, Coutinho, cuya cesión al Aston Villa ya se ha confirmado, y Dembélé, pendiente de renovación. Canut aseguró que en el caso de Piqué, antes de diferir el sueldo tenía una ficha anual de 28 millones de euros brutos y, aunque en verano accedió a bajarse el sueldo, lo cobró todo debido a una prima de fidelidad, una fórmula que premia al jugador si termina el contrato que tiene acordado.

Tras Piqué, los que más cobrarían son los mencionados Sergio Busquets (23 millones) y Jordi Alba (20), mientras que Umtiti (20), Ter Stegen (14), Coutinho (16) y Dembélé (12) son los jugadores que les siguen en este ranking. El otro capitán, Sergi Roberto, estaría igual que el francés con 12 millones. Son los sueldos altos que quedan tras la salida al Paris Saint-Germain de Leo Messi, que cobraba 135 millones de euros brutos, y la cesión al Atlético de Madrid de Griezmann, con 21.

El club habla de «mala fe»

Antes del contundente mensaje de Piqué fue el propio club quien sacó un comunicado en su página web desmintiendo la información de ‘Esport 3’, el tercer canal operado por Televisión de Cataluña, perteneciente a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales. Desde el FC Barcelona se aseguró que los datos que se han hecho públicos «son erróneos» y que «no han sido suministrados por el club», aunque lo segundo sobraba de ser cierto lo primero y lo curioso es que precisamente es lo primero que se desmiente.

Piqué, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Barça. (EFE / Quique García)Piqué, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Barça. (EFE / Quique García) Piqué, durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva del Barça. (EFE / Quique García)

«La información sobre los sueldos de determinados jugadores del primer equipo no ha sido, en ningún caso, suministrada por el Club y se ignora su origen», puede leerse al inicio del mencionado comunicado, para a continuación añadir que «en cualquier caso, las cantidades a las que hace referencia la información son erróneas, no se ajustan a la realidad y, además, en el caso de los tres primeros jugadores aludidos da como fijas cantidades que, siendo variables, posiblemente nunca se llegarán a meritar».

A renglón seguido se asegura que «es falso que los jugadores aludidos solo hayan diferido el 100% de su salario. Los Sres. Piqué, Busquets y Alba renunciaron a parte de su sueldo cuando firmaron la última renovación contractual el pasado verano». Y concluye el comunicado: «Consideramos improcedente, poco profesional y que se ha actuado con mala fe cuando se ofrece esta información como cierta y veraz y lamentamos que se faciliten datos de este tipo que afectan al derecho personal de los jugadores y que merecen, cuando son ciertos, la más alta confidencialidad».

Sin duda, otro triste capítulo de la delicada situación económica, pero también social, que vive el FC Barcelona, pues resulta insólito que un futbolista se vea en la necesidad de hacer público su sueldo. Conocido es el cainismo del entorno culé, en el que las filtraciones, entendiendo por estas aquellas informaciones que alguna persona o institución decide mantener ajena del conocimiento público y que alguien revela, no siempre lo son. De ahí que desde el club se hable de «mala fe».

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba