Deportes

Pole de Hamilton, el abusón

No se puede decir que conduzca sin despeinarse, porque sufrió un violento trompo en la segunda sesión clasificatoria que provocó una bandera roja, pero Lewis Hamilton no tiene rivales a su altura y ese Mercedes W11 es la bestia automovilística más fuerte que se recuerda en la Fórmula 1. Con este panorama, sólo Valtteri Bottas le puede complicar las cosas puntualmente. No fue así en Silverstone, el seis veces campeón logró este sábado otra pole bestial para la colección (séptima en Inglaterra y 91ª en su carrera) con récord de la pista incluido. Dejó a tres décimas a su vecino de garaje, el finlandés tendrá que optar por la vía Rosberg, la agresiva y molesta, si quiere atrasar la séptima corona de Hamilton. El resto de la parrilla quedó a más de un segundo del coche alemán. Una diferencia inquietante que anula cualquier alternativa.

Silverstone exige excelencia a los monoplazas, en Copse se gira a 300 kilómetros por hora y durante el encadenado de Maggotts y Becketts no se baja de 250. Dicen los ingenieros que las mayores rentas se obtienen en curva lenta, porque es donde más tiempo pasa el coche, pero es irónico que este Mercedes está arrasando a la competencia en las rápidas, cuando vuela sin despegarse del suelo. Corren en casa, el desvío a Brackley está un par de rotondas antes de acceder al circuito de Towcester. Pero claro, un segundo sobre el resto de los rivales se antoja excesivo, incluso para el equipo más dominante de la historia. Max Verstappen acabó tercero con una décima sobre Charles Leclerc. Al menos Ferrari enseñó algo más que en los fines de semana anteriores y el vaso se ve medio lleno. Con Red Bull sucede lo contrario, van cuatro clasificaciones, y por unas razones u otras no se acercan a Mercedes. Están demasiado lejos.

Lando Norris firmó un importante quinto puesto con el McLaren MCL35 y Carlos Sainz saldrá séptimo. Los divide Lance Stroll, sexto con el Racing Point y principal amenaza en la carrera porque su ritmo de carrera está a la zaga de los campeones y comenzará con un neumático medio, ventajoso. El madrileño estuvo delante de su compañero durante los entrenamientos, pero no sucedió así en la Q3. Condiciones cambiantes, viento, tráfico en el tercer sector… empezará la carrera con el objetivo de contener a los Renault e inquietar a su futuro compañero en Ferrari. Sebastian Vettel, en un gran premio para olvidar hasta ahora por los problemas mecánicos de su monoplaza, cerró el top-10.

El corte de la Q2 dejó dos eliminaciones desafortunadas, la de Alex Albon (12º) con el Red Bull y la de Nico Hulkenberg (13º) con el Racing Point. El segundo tiene expiación porque hace un par de días no podía imaginar que disputaría el GP de Gran Bretaña. Con el primero, se puede ir acabando la paciencia de Helmut Marko. Han cambiado su ingeniero de carrera, lo que se entiende como un espaldarazo al piloto en busca de confianza. El RB16 es un coche difícil, pero si Verstappen lo lleva al podio, su compañero también debe hacerlo. Gasly fue undécimo, rozó el top-10 con un Alpha Tauri que ha mejorado ligeramente en Inglaterra. Del resto, pocas sorpresas con Russell (Williams) y Magnussen (Haas) rindiendo mejor que su coche, Alfa Romeo hundido y Nicholas Latifi cerrando, como suele, la parrilla.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba