Deportes

¡Por fin una vuelta sin problemas! Así es el verdadero Sainz cuando todo sale bien

Carlos Sainz ya anticipaba en las entrevistas previas al Gp de Francia que tenía ganas de que por fin saliera una clasificación limpia y sin problemas. Por distintas razones el madrileño no podía materializar las buenas sensaciones mostradas en los entrenamientos libres y en las primeras fases de la sesión clasificatoria. Fue lógico por tanto, que nada más escuchar por la radio del equipo su buen resultado estuviera exultante: “¡Una vuelta nada mala!, -le dijo un Sainz feliz a su ingeniero Riccardo- gracias, porque daba gusto como iba el coche”. Había sido el mejor del resto.

El propio Carlos admitía que su compañero de equipo Leclerc estaba “explotando al 100% hasta el momento la capacidad del coche en la calificación y la carrera” y eso le daba la confianza de saber que iba a poder demostrar todo su potencial en cuanto todas las piezas del puzzle encajaran. No es hazaña menor superar en clasificación por dos décimas a uno de los contrastados pilotos más rápidos del mundo a una vuelta, nada menos que el Paul Ricard, la ‘segunda casa’ de Charles Leclerc. El monegasco sorprendido así se expresaba por la radio cuando supo de la extraordinaria vuelta de su compañero en Ferrari: “¡Es lo mejor que supe hacer!, -afirmaba también frustrado el monegasco- Hay que felicitar a Carlos y estudiar a ver que hice mal. No fue fácil con la adherencia de los neumáticos delanteros”.

No forzar nunca más de lo debido

De las palabras de Leclerc se deduce que la diferencia entre los dos pilotos del equipo italiano se debía a una pura cuestión de conducción, no porque se hubiera producido algún error concreto en un punto del circuito y quizás Carlos dio con una de las claves cuando se le preguntó por esos problemas en el tren delantero a los que aludía su compañero de equipo. “En este tipo de superficie, siempre es fácil que te patinen las ruedas delanteras más de lo que quisieras y da la impresión que el coche tiene más subviraje del que en realidad tiene. No es fácil controlarlo, porque lo que te pide el cuerpo es empujar el coche al máximo, pero es como debe de hacerse. -afirmó el piloto español-.

En la clasificación del Paul Ricard se ha visto por primera vez que cuando todo está en orden Sainz es tan candidato a lograr poles, como su compañero de equipo estas carreras anteriores: “Ya era hora, porque la verdad me estaba frustrando un poco de ver que nunca terminaba de salir una clasificación redonda, siempre pasaba algo. La verdad es que desde Mónaco me venía sintiendo muy rápido y diría que esta es la primera vez donde por fin he podido demostrar el potencial que tanto el coche como yo llevamos dentro” concluyó el madrileño.

Las posibilidades en la carrera difícilmente permitan aspirar a mezclarse con RedBull y Mercedes. El trecho entre estos dos equipos y el resto se ha visto agrandado en a los circuitos ‘de verdad’. Ocho décimas de desventaja sobre el líder Verstappen y cuatro respecto a Sergio Pérez, (que es el piloto que partirá delante de Carlos) es una distancia demasiado grande, aunque el propio Sainz asume que su guerra en estos momentos es otra: sumar puntos para distanciar a McLaren como el mejor tercer equipo en el mundial de constructores.

Charles Leclerc, admitió no haber cometido ningún error, simplemente no pudo extraer como Sainz el potencial del cocheCharles Leclerc, admitió no haber cometido ningún error, simplemente no pudo extraer como Sainz el potencial del coche Charles Leclerc, admitió no haber cometido ningún error, simplemente no pudo extraer como Sainz el potencial del coche

“Veremos en carrera cómo podemos ir. Ayer vimos que en ritmo no íbamos mal, pero tampoco muy cerca de los mejores. Sabemos que mañana tendremos que lidiar con McLaren y con Pierre Gasly. Intentaremos entender si el Alpha Tauri es capaz de manejar bien los neumáticos a nivel de presión cómo lo hace RedBull, aunque de todos modos, prefiero mirar hacia a delante y aun asumiendo que RedBull y Mercedes sean superiores, si tengo la oportunidad lo intentaré”.

Sistema de mejora contínua

Para Sainz es la segunda ocasión en la temporada donde supera a su compañero de equipo en clasificación, pero realmente lo que le motiva es comprobar como los pilotos son capaces a base de trabajo de mejorar las flaquezas de su máquina. Esto pudo comprobarse en cómo el equipo italiano pudo revertir una situación adversa del rendimiento del coche del viernes al sábado: “Hemos avanzado en curvas rápidas, pero no es algo que pase de un día para otro. En cada carrera probamos cosas diferentes, encontrando mejoras a veces y también cometiendo errores en otras ocasiones. No hay ya grandes cambios pero vamos afinando carrera a carrera”.

Cuando le preguntaron a Jenson Button, cómo pensaba que lo haría Carlos Sainz en Ferrari, el excampeón mundial no pudo ser más certero en su diagnóstico: “Creo que cada vez estará más y más cerca de Leclerc. Veo a Carlos básicamente como si fuera un ingeniero al volante, lo que es fantástico, porque es alguien que es su cerebro y no sus emociones lo que domina cuando tiene que extraer el 100% del rendimiento de su coche”. Ese momento que vaticinaba Button claramente llegó en la clasificación del G.P. de Francia. Sólo hacía falta, como aseguraba el piloto español, “una vuelta totalmente limpia”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba