Viajes

Portugal reabrirá todas sus playas el 6 de junio y comienza la fase 2 de su desescalada

Portugal reabrirá las playas al público el próximo 6 de junio con la obligación de guardar una distancia de al menos metro y medio entre grupos y la prohibición de practicar actividades deportivas en compañía fuera del agua.

El primer ministro luso, António Costa, anunció la medida en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros, en la que informó de que tendrá que haber además una distancia de 3 metros entre las sombrillas y toldos, que no podrán ser ocupados por más de cinco personas.

La ocupación de cada playa se podrá consultar en tiempo real a través de una aplicación móvil que las clasificará por colores (verde: ocupación baja; amarillo: ocupación media; rojo: llena) y estarán prohibidas todas las actividades deportivas con dos o más personas, excepto las náuticas, clases de surf y deportes similares.

«La playa no presenta un riesgo especial» de contagio, aseguró Costa, que informó de que no habrá una vigilancia especial del cumplimiento de las medidas, sino que cada uno deberá ser responsable de sus comportamientos.

«No es posible ir de vacaciones y estar en la playa con la policía a nuestro lado», dijo el primer ministro, que defendió que «las playas tienen que ser lugares de ocio«.

En caso de que se verifique un incumplimiento generalizado en determinadas playas, en las que haya varias acumulaciones excesivas de personas, podrán ser cerradas por ley.

Pasear junto al mar también va a ser diferente: se establecerán corredores de circulación de un único sentido, paralelos y perpendiculares a la línea de costa, en los que tendrá que guardarse la distancia de 1,5 metros.

Costa anunció además que la situación epidemiológica del país permite que puedan avanzar todas las medidas de desescalada que habían sido anunciadas para la segunda fase, que arrancará el próximo día 18.

Entre ellas, la apertura de los restaurantes y cafeterías, con una limitación de su capacidad al 50 %, de las terrazas y de las tiendas de hasta 400 metros cuadrados.

El jefe del Gobierno luso señaló que esperan que en los próximos 15 días se creen las condiciones necesarias a nivel epidemiológico para que en junio se retire la limitación a la capacidad de los restaurantes y puedan operar sólo con normas de distanciamiento y barreras entre clientes.

El lunes se abrirán las escuelas para los alumnos de 11º y 12º curso (16 y 17 años), que tendrán clases presenciales sólo de las asignaturas sujetas a examen, con uso obligatorio de mascarilla.

También se abrirán las guarderías, aunque los padres que prefieran mantener a sus hijos en casa podrán mantener los apoyos económicos que están recibiendo durante otras dos semanas.

Además, se retomarán las visitas de familiares a residencias de ancianos, con restricciones: una visita semanal de máximo 90 minutos, de una única persona, y con mascarilla y medidas de higiene.

Para la siguiente fase, que será evaluada dentro de 15 días y arrancará el 1 de junio, está prevista la apertura de las tiendas de más de 400 metros y de centros comerciales, de cines y salas de espectáculos con limitaciones de capacidad y el desconfinamiento parcial del teletrabajo.

El estado de calamidad vigente en Portugal desde el 3 de mayo (tras mes y medio de estado de emergencia) será prorrogado por dos semanas y se mantendrá el deber general de recogimiento.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba