Economía

Powell avisa de que podrá retirar estímulos este mismo año, pero esperará a subir tipos

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell, ha reconocido que la economía se está recuperando con fuerza y que el repunte de la inflación, aunque transitorio, ha superado lo esperado, lo que supone a los niveles actuales un factor de preocupación. Con todo, el banquero central más poderoso del mundo se ha mostrado a favor de empezar a reducir las compras este mismo año pero ha señalado que, después de eso, no tendrá prisa por empezar a subir los tipos de interés.

“En la reciente reunión del FOMC en julio, yo opinaba, al igual que la mayoría de los participantes, que si la economía evolucionaba ampliamente como se anticipó, podría ser apropiado comenzar a reducir el ritmo de compra de activos este año”, ha señalado Powell durante su intervención inaugural en el simposio de Jackson Hole. Pero ha añadido que “el momento y el ritmo de la reducción de las compras de activos no son una señal sobre el momento en el que subiremos los tipos de interés, para lo que hemos articulado un test distinto y sustancialmente más severo”.

Los mercados, que estaban expectantes ante las palabras de Powell, han decidido fijarse en esta segunda parte. Los índices de Wall Street han recibido con subidas el mensaje. A las 17:40 de la tarde en España, el Dow Jones subía un 0,6%; el S&P 500 avanzaba un 0,7% y el Nasdaq, casi un 1%.

The Wall Street Journal. Nick Timiraos y Paul Kiernan

El banquero central estadounidense ha destacado que, si bien durante este mes se han conocido más progresos en la forma de una fuerte creación de empleo en julio, también se ha producido una mayor propagación de la variante Delta de la Covid-19, por lo que será necesario evaluar cuidadosamente los datos entrantes y los riesgos para la evolución de la economía.

No obstante, Powell ha defendido que, incluso después de que finalicen las compras de activos de la Fed, las elevadas posiciones del banco central de valores a más largo plazo continuarán respaldando unas condiciones financieras acomodaticias.

Asimismo, ha querido subrayar que el momento y el ritmo de la próxima reducción en las compras de activos de la Fed “no tendrán la intención de transmitir una señal directa con respecto al momento del despegue de las tasas de interés”.

A este respecto, el presidente de la Fed ha recordado que el banco central pretende mantener el rango objetivo para los tipos de interés en su nivel actual hasta que la economía alcance condiciones consistentes con el máximo empleo y la inflación haya alcanzado el 2% y esté en camino de superar moderadamente dicho umbral durante algún tiempo.

“Tenemos mucho camino por recorrer para alcanzar el máximo empleo, y el tiempo dirá si hemos alcanzado una inflación del 2% de manera sostenible”, ha afirmado.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba