Noticias locales

Qué sabe la policía hasta ahora de los violentos que actuaron este sábado por la noche en Madrid

La Policía Nacional detuvo a 33 personas, dos de ellas menores de edad, en los disturbios que tuvieron lugar en la Gran Vía de Madrid y sus aledaños este sábado por la noche en protesta por las restricciones horarias impuestas para combatir la Covid-19. 14 de los arrestados tienen antecedentes policiales, y tres de ellos, aseguran fuentes policiales, fueron detenidos por asaltar y saquear una tienda en el céntrico barrio de Chueca.

En los disturbios de Madrid, que se unieron a los de otras ciudades como Logroño o Barcelona, la Policía Nacional intervino material químico destinado a la preparación de cócteles molotov. Fuentes oficiales consultadas por Europa Press atribuyen el origen de los disturbios de Madrid a un grupúsculo de ideología neonazi, aunque no habría coordinación con las protestas en otras ciudades.

Tres policías resultaron heridos, aunque ninguno de ellos de gravedad, durante la dispersión de las protestas, que según la Policía Nacional tardaron 90 minutos en efectuarse. El Samur-Protección Civil, por su parte, realizó 12 atenciones sanitarias y trasladaron al hospital a un ciudadano con una herida en la cabeza para suturar, así como a un policía nacional con una luxación de hombro.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cree que detrás de las protestas están grupos profesionales de alborotadores -entre ellos grupos radicales extremistas y ultras de equipos de fútbol- y que no hay una organización que las coordine a nivel nacional. La Policía también cree que los disturbios no vienen provocados por una reivindicación política concreta.

Los incidentes violentos se desencadenaron por una protesta no comunicada a la Delegación del Gobierno en Madrid convocada en la Puerta del Sol. Tras ser desalojada la plaza, los manifestantes acabaron en la céntrica Gran Vía, donde quemaron contenedores y levantaron barricadas en la calzada.

La Policía Nacional, que desplegó unidades antidusturbios, agentes de paisano y el helicóptero, dispersó a los manifestantes después de la hora del toque de queda impuesto a las 00.00 horas.

A lo largo de la noche de este sábado, los disturbios se extendieron por varias ciudades del país como Logroño, Málaga o Barcelona. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya se ha pronunciado sobre estos altercados y ha tachado de “intolerable” la conducta “violenta e irracional” de estos grupos minoritarios. Por su parte, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, los achacó a “la ultraderecha”.

Por su parte, PP y Vox chocaron por su reacción ante los disturbios, ya que los populares acusaron a la formación de extrema derecha de apoyar los altercados. El presidente del PP, Pablo Casado, se ha limitado a expresar su apoyo a las autoridades y cuerpos de seguridad y a los vecinos “que sufren estos destrozos”, pero la diputada Ana Vázquez aseguró que “Vox apoya las protestas” mientras el PP “no”. En respuesta, el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, aseguró que los populares son “iguales al PSOE” y les instó a seguir “colaborando con el Gobierno”.

Mostrar más
Botón volver arriba