Viajes

¿Qué son los ‘viajes slow’? La nueva normalidad del turismo

Muchas veces, los viajes que se realizan en vacaciones son un desenfreno de monumentos, visitas guiadas, búsquedas de restaurantes, fotos y playas o zonas masificadas. El deseo de disfrutar y aprovechar al máximo las vacaciones hace que, en ocasiones, este periodo de descanso se acabe mucho más cansado de lo que se empezó.

«¡Basta ya de estrés y prisas!», se puede leer en una web dedicada al Slow Travel, un concepto que hace referencia a los viajes de desconexión, disfrutando del trayecto, de la gente y de cada rincón.

Así, el Slow Travel es un movimiento que implica una forma de viajar tranquila, sin prisa y con calma, abriendo la mente y conociendo la esencia de los destinos, sin centrarse únicamente en visitar los monumentos más representativos para tacharlos del mapa y seguir con el viaje de prisas y estrés.

Por esto, esta corriente trata de «descubrir la riqueza de la diversidad y los pequeños placeres de la vida, conocer a fondo un lugar, mezclarse con sus gentes, comida, lengua o cultura». De este modo, el Slow Travel trata de anteponerse a esos viajes en los que se trata de visitar muchas cosas en el menor tiempo posible.

Los turistas hoy en día no se paran a comunicarse con las personas autóctonas del lugar visitado. Tampoco se emplea tiempo en conocer su forma de vida o costumbres, sino que programan el trayecto, incluso por horas, para poder ver la mayor parte de cosas posibles, hacer las fotografías oportunas y compartirlas en las redes sociales.

Para conseguir realizar un verdadero viaje slow, con calma y sin estrés, para conseguir el verdadero descanso y desconexión que todo el mundo necesita durante el periodo vacacional, pero que pocos consiguen, se pueden seguir una serie de recomendaciones:

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar