Viajes

Qué ver en la preciosa ciudad de Bath, enclave de la nueva serie ‘Los Bridgerton’ de Netflix

Las calles de numerosas ciudades ganan fama y popularidad al convertirse en los escenarios de diferentes series y películas. Es lo que sucede con la ciudad de Bath, ubicada en en el sudoeste de Inglaterra, que ha pasado a ser objetivo turístico de todos los fans de la serie Los Bridgerton, que puede verse en Netflix.

Esta serie cuenta la historia de ocho hermanos que forman la familia Bridgerton, que ocupa un poderoso lugar en la alta sociedad londinense durante la época de la Regencia.

Así, visitar esta ciudad es del todo recomendable, ya que posee diferentes parques, jardines, vistas increíbles y sitios de interés histórico, todo ello para poder adentrarse en los escenarios de la serie de Netflix y sentirse como un verdadero personaje de Los Bridgerton.

En primer lugar, hay que saber que Bath es la única ciudad de todo el Reino Unido que está reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esto es debido a los diferentes atractivos de interés histórico que poseen sus calles, destacando los baños romanos que fueron construidos alrededor del año 70 d.C., uno de los restos romanos mejor conservados del mundo y que poseen un total de 1.170.000 litros de agua que puede alcanzar los 46ºC, según la web oficial de turismo de la ciudad de Bath.

Además, los aficionados al arte, la historia y las exposiciones pueden encontrar en esta ciudad un sinfín de museos para todos los gustos. El Museo de Astronomía Herschel, el Museo de Arquitectura de Bath, el Museo Americano y sus jardines o el Museo del Salón Real y Masónico del Teatro Original de Bath son solo algunos ejemplos.

Mención especial merece también el puente Pulteney, una construcción que cruza el río Avon y que fue diseñada en 1769 por Robert Adam. Solamente hay cuatro puentes en todo el mundo que tienen tiendas en todo su espacio y en ambos lados y el puente Pulteney es uno de ellos. Además, la ciudad ofrece diferentes tours por sus diferentes canales, por lo que un paseo en barca por el río Avon es uno de los planes más recomendables y románticos para disfrutar de la ciudad.

También es aconsejable la visita a la Corte de Corsham, una de las casas señoriales más elegantes de Inglaterra. Además de un interesante interior que forma una galería de arte, también hay que señalar un bonito exterior, rodeado de jardines que cuentan con un estanque de nenúfares, setos de boj, un jardín de rosas y una casa de baños de piedra.

Además, para quien quiera seguir disfrutando del verde en esta ciudad, Sydney Gardens es una visita obligada. Se trata del parque más antiguo de la ciudad de Bath.

Por último, hay que añadir que el conjunto de calles y rincones de Bath hacen de esta una bonita ciudad en la que perderse. El Royal Crescent es un ejemplo de ello. Se trata de un conjunto de viviendas que constituyen una de las obras más destacadas de la arquitectura georgiana.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba