Viajes

Ranking de los 10 castillos y monumentos Patrimonio de la Humanidad más populares de Reino Unido

Reino Unido ha entrado ya en la tercera fase de desescalada, por lo que los ciudadanos ya pueden volver a realizar actividades culturales, entre las que se incluyen galerías, museos o visitas a monumentos.

Por ello, desde Musement, la plataforma de reservas de actividades y experiencias en destino, han realizado un ranking con las 10 atracciones y monumentos Patrimonio de la Humanidad más populares del país, en base al número de reseñas recibidas en Google.

La Torre de Londres fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988 y recibe más de 2 millones de visitantes al año, siendo una de las atracciones más concurridas del Reino Unido. Esta fortaleza también ha funcionado como palacio real o prisión y ha desempeñado un papel fundamental en muchos acontecimientos clave del país. Hoy en día, dos de sus principales atractivos son las Joyas de la Corona y la impresionante Torre Blanca.

Stonehenge, Avebury y sitios anejos figuran en la Lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1986. Stonehenge es la atracción más famosa de este grupo de conjuntos megalíticos y también el segundo sitio Unesco más popular del país. El impresionante círculo de piedra, con más de 4.000 años de antigüedad, es una auténtica obra maestra de ingeniería y uno de los lugares más espirituales del planeta.

La abadía, el palacio de Westminster y la iglesia de Santa Margarita fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1987. La abadía de Westminster se encuentra situada cerca del Parlamento y es famosa, entre otras cosas, por ser el lugar de coronación y enterramiento de varios monarcas británicos.

Aunque sus inicios se remontan a 1759, Kew Gardens no pasó a formar parte del Patrimonio de la Unesco hasta 2003. El espectacular jardín botánico, que abarca una superficie de 120 hectáreas, ilustra el arte de la jardinería entre los siglos XVIII y XX, y alberga una de las mayores colecciones botánicas del mundo.

Greenwich Park es uno de los Parques Reales de Londres y recibe aproximadamente 5 millones de visitantes al año. Maritime Greenwich, la zona en la que se encuentra el parque, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por su importancia en el desarrollo científico y artístico del país durante los siglos XVII y XVIII. Ahora, se pueden admirar los paisajes del s. XVII, los jardines, varios edificios históricos y los monumentos, memoriales y estatuas.

Esta popular atracción de Irlanda del Norte fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1986. Considerada una de las grandes maravillas naturales del Reino Unido, la Calzada del Gigante está formada por unas 40.000 columnas de basalto, originadas tras una erupción volcánica hace más de 60 millones de años.

El Observatorio de Greenwich es uno de los edificios históricos que forman parte de Maritime Greenwich y forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde 1997. Comisionado en 1675 por el rey Carlos II de Inglaterra, el observatorio es famoso por sus descubrimientos astrológicos, muchos de los cuales se remontan cientos de años.

En el antiguo principado de Gwynedd, situado al norte de Gales, se encuentran varios castillos y recintos fortificados del rey Eduardo, incluidos en la lista de la Unesco desde 1986. El más popular es el de Conwy, que construido entre 1283 y 1289 por Eduardo I durante la conquista de Gales, como parte del proyecto de crear la ciudad amurallada de Conwy.

La construcción del Palacio de Blenheim, situado en Woodstock (Oxfordshire), comenzó en 1705. En la actualidad es uno de los mejores ejemplares de residencia principesca del siglo XVIII que se conservan en el país. Además de su impresionante arquitectura barroca, el palacio es conocido por ser el lugar de nacimiento de Sir Winston Churchill, primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial.

El castilllo de Caernarfon, al igual que el de Conwy, forma parte del sitio Patrimonio de la Humanidad conocido como ‘Castillos y recintos fortificados del rey Eduardo I’. Incluido en la lista desde 1986, el castillo de Caernarfon es, desde el punto de vista arquitectónico, una de las fortalezas más impresionantes de Gales. Fue construido entre 1283 y 1330 por Eduardo I, como fortaleza militar, sede del gobierno y palacio real.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba