Deportes

República Checa da la campanada y elimina a Países Bajos (2-0)

Trece años llevaba Holanda (Países Bajos) sin acceder a los cuartos de final de una Eurocopa, pero la renovada selección dirigida por Frank de Boer no cumplió este domingo las expectativas en un estadio Ferenc Puskas de Budapest completamente lleno y cayó con claridad frente a República Checa, que el próximo sábado disputará unos inesperados cuartos de final frente a Dinamarca.

Los neerlandeses comenzaron bien y asumieron en un principio la responsabilidad de atacar y poner a prueba el orden característico de la selección checa, a la que le habían bastado dos partidos para clasificarse a octavos de final. Su mejor jugador en el torneo, el delantero Patrik Schick (tres goles), parecía vivir demasiado aislado en la punta y su equipo apenas generó peligro en los primeros compases, en la que los jugadores de naranja incordiaron varias veces al portero Vaclik (ocasión clara del cotizado Dumfries incluida).

El panorama, sin embargo, cambió progresivamente durante la primera mitad. Primero los futbolistas de blanco desactivaron los canales de juego del equipo de Frank de Boer, demasiado dependiente de las iniciativas individuales de Depay y Malen. República Checa había anulado a Wijnaldum y Soucek (de extraordinario primer tiempo) asfixiaba a De Jong, el cerebro naranja, apropiándose poco a poco del centro del campo y comenzando a disparar a la puerta de Stekelenburg. De Ligt salvó un gol cantado de Barak en el minuto 36, cuando los checos ya no sólo habían equilibrado el partido, sino que asustaban a la afición rival. Con un acercamiento de cierto peligro más para cada equipo, la llegada del descanso no incomodó a ninguno de los dos entrenadores.

De Ligt abandona el campo. (REUTERS)De Ligt abandona el campo. (REUTERS) De Ligt abandona el campo. (REUTERS)

Mismo panorama

La charla de De Boer en el vestuario no produjo efectos visibles en Holanda (Países Bajos), falta de argumentos futbolísticos convincentes hasta que Malen realizó un slalom formidable por el centro y se plantó solo delante de Vaclik, al que no logró regatear en la suerte suprema. El empate seguía en el marcador, pero instantes después el VAR congeló el partido en una mano aparentemente intrascendente de De Ligt (que resbaló ante Schick) y concluyó en una tarjeta roja al central neerlandés de la Juventus, decretada tras minutos de suspense. El partido se había desmelenado por fin, con malos augurios para el favorito.

De Boer introdujo a Promes por el castigado Malen mientras el partido seguía adquiriendo temperatura. La República Checa trató de templar algo el desenfreno para rumiar su superioridad numérica, pero Países Bajos jugaba ya con el machete entre los labios, con dos líneas de cuatro y Memphis Depay como ariete. Coufal, el lateral del West Ham, era una aeronave por el carril derecho y los de blanco dominaban ya claramente el encuentro a la hora de juego: un escenario muy sorprendente.

Dumfries salvó un gol hecho en el minuto 65, mientras su equipo tiritaba como un flan en Budapest frente al monólogo del país vecino. Y tres minutos después, Kalas remató a puerta un saque lateral muy mal defendido con un segundo cabezazo dentro del área. La sorpresa ya no era una probabilidad. Países Bajos no había ido en ningún minuto por abajo en el marcador hasta ese momento y lucía pesadumbre en la cancha, candidata al título tras haber estado ausente en las dos últimas fases finales.

Los checos celebran el segundo gol. (REUTERS)Los checos celebran el segundo gol. (REUTERS) Los checos celebran el segundo gol. (REUTERS)

Los checos mostraron habilidad en el arte de perder tiempo, pero los rivales trataron de sacar el orgullo, debilitados por la mala tarde de De Jong. En ningún momento dieron señales de una auténtica recuperación, pero los leves indicios desaparecieron cuando en el minuto 79 Schick prolongó su racha anotadora e hizo el 2-0. Fin del sueño de Holanda (Países Bajos), que terminó desvaída un partido muy importante en su recuperación tras haber dado muchas esperanzas a sus admiradores durante dos semanas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba