Viajes

Ruta del Vino de Bullas en Murcia: enotecas, restaurantes, mercadillos y lugares sorprendentes

Aunque el mayor reclamo de los turistas que visitan la conocida como Costa Cálida sea, precisamente, el sol y la playa de la Región de Murcia, también se pueden encontrar otras actividades igualmente llamativas para realizar en esta zona del país como, por ejemplo, una de las tres Rutas del Vino.

La web oficial de turismo de la Región de Murcia explica que en esta comunidad se pueden encontrar tres Rutas del Vino: la de Jumilla, la de Bullas y la de Yecla, todas ellas certificadas por la asociación española de ciudades del vino (ACEVIN), las cuales incluyen visitas a bodegas, catas y cursos de enoturismo, así como las visitas a restaurantes, mercadillos, enotecas y tiendas especializadas que se encuentran en las diferentes villas.

Bullas es uno de los municipios murcianos donde encontrar una de las Rutas del Vino, un pueblo donde la tradición del cuidado de la vid está muy arraigada, todo para conseguir un vino Denominación de Origen.

La Denominación de Origen Bullas fue concedida en 1994 y dentro de esta se encuentran los municipios de Bullas, Mula, Ricote, Cehegín, Lorca, Pliego, Caravaca, Moratalla y Calasparra. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Bullas está en la Bodega de la Balsa que, aunque finalizó su actividad a principios de los 80, el edificio conserva la arquitectura tradicional de la bodega.

Pero, quien quiera conocer a fondo la tradición, la historia y, sobre todo, el vino de esta zona, lo mejor es optar por la Ruta del Vino, una actividad que incluye catas, museos, bodegas y paseos por los campos de viñedos. De hecho, solamente en el casco urbano del municipio se pueden encontrar más de 200 bodegas tradicionales conservadas parcial o completamente.

En cuanto a los mencionados museos, se trata concretamente del Museo del Vino y Casa-Museo Don Pepe Marsilla, dos paradas obligatorias para adentrarse aún más en el mundo del vino y su proceso de elaboración.

Mención especial merece también El Zacatín, un mercadillo tradicional que se lleva a cabo el primer domingo de cada mes entre la Plaza Vieja y la Plaza del Castillo. En este lugar, los protagonistas son, sin duda, los productos artesanales y naturales como, por ejemplo, cerámicas, bordados, embutidos, dulces, alimentos ecológicos…

Para completar este itinerario, hay que saber que el mes de septiembre es clave en este municipio, ya que se celebra la Fiesta del Vino, una ocasión especial, no solo para degustar el vino con Denominación de Origen, sino también para disfrutar de conciertos, recitales, exposiciones de pintura…

Apúntate a la newsletter de turismo y recibe una selección de propuestas para viajar y descubrir la geografía española.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba