Viajes

Ryanair amenaza con no volar si tiene que ser con los asientos centrales vacíos

Ryanair no piensa volar con los asientos centrales vacíos. Su consejero delegado, Michael O’Leary, ha advertido que su aerolínea no está dispuesta a volar si los gobiernos imponen que los aviones dejen sus asientos centrales vacíos por la pandemia del coronavirus.

En una entrevista en el Financial Times, O’Leary afirmó que en el caso de que se impusieran «algunas medidas de distanciamiento totalmente ineficaces», en estas condiciones «no volveríamos a volar».

El ejecutivo de Ryanair confesó que ya había informado al Gobierno irlandés de que si planeaba imponer esa normativa, «el Estado tendrá que correr con el coste de dejar esas filas vacías o, de lo contrario no volaremos».

«No podemos ganar dinero con el 66% de ocupación. Incluso si hacemos eso, la idea del asiento vacío no ofrece ninguna garantía de distanciamiento social, por lo que la propuesta nos parece totalmente absurda», añadió.

Estas declaraciones se producen a pesar de que otras compañías como Emirates, easyJet y Delta ya han dicho que planean mantener vacíos los asientos intermedios como formula de volver a la operación e incluso algunos gobiernos han anunciado que podrían convertirlo en obligación.

El consejero delegado de Ryanair considera que Europa debería seguir el ejemplo de Asia e introducir medidas más «sensatas y fáciles de aplicar», como el uso obligatorio de mascarillas en el transporte y los controles de temperatura en las estaciones de tren y aeropuertos.

O’Leary espera que, con una vacuna eficaz contra el coronavirus, en el verano de 2021 se recuperen los niveles de tráfico más normales. Sin embargo, advirtió que era probable que la aerolínea tuviera que recortar empleos este invierno y que mantendría el recorte salarial del 50% más.

El directivo muestra una perspectiva optimista para la recuperación del sector, asegurando que la aerolínea podría reanudar el 80% de los vuelos en septiembre, siempre que la actividad en Europa comience a recuperarse a partir de principios de julio.

El rostro más conocido de Ryanair estima que la aerolínea podría efectuar el 40% de sus vuelos si los viajes se reanudan en julio, con una capacidad en los aviones del 50 al 60%. Posteriormente, aumentaría la cantidad gradualmente, hasta el 60% en agosto y el 80% en septiembre, antes de reducirla 60% en otoño, época de menor ocupación.

Su perspectiva contrasta claramente con el resto de la industria de la aviación cuyos principales expertos han pronosticado que la recuperación podría demorarse hasta dentro de tres años o más.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar