Noticias locales

Sánchez pide a Díaz Ayuso «tranquilidad» y rechaza tomar medidas adicionales en el aeropuerto de Madrid-Barajas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha contestado a la carta que le envió esta semana la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, pidiéndole un plan para el aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez y una reunión urgente para abordarlo, entre otras cuestiones. Sánchez le transmite a la líder del Ejecutivo regional que puede tener «tranquilidad» sobre el aeródromo porque se están aplicando medidas.

En su misiva, el presidente del Gobierno se hace cargo de la preocupación de Díaz Ayuso sobre «determinados vuelos procedentes de algunos países que aún están padeciendo la pandemia con virulencia» y le dice que «en estos momentos dichos vuelos están prohibidos, salvo por razones de repatriación o rescate».

«Son precisamente esos vuelos los que están aterrizando estos días en Barajas por unas razones que justifican su entrada», añade Sánchez.

Díaz Ayuso exponía en su carta que consideraba conveniente que a partir del 21 de junio que exija pruebas PCR a los viajeros procedentes de los países más afectados por el coronavirus. Este viernes, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, no descartó esta posibilidad, aunque el mismo día que la presidenta madrileña envió su carta se negaron a ello.

«Representan un número muy reducido los viajeros que son sometidos a los controles establecidos por las autoridades sanitarias», sostiene en su carta el jefe del Ejecutivo PSOE-Podemos, añadiendo que «dichos controles se encuentran entre los más rigurosos de los aeropuertos europeos, pues incluyen un control primario para todos los pasajeros, con toma de temperatura y control documental a través de un cuestionario».

A ello, especifica Sánchez, «se añade un control secundario más exhaustivo de aquellos pasajeros que precisen ser evaluados por algún signo detectado en el primero de los controles».

«A partir del 21 de junio estarán autorizados los vuelos procedentes de la Unión Europea y el Espacio Schengen, donde la situación epidemiológica es muy similar a la española. No será hasta el 1 de julio, tal y como os avancé en la conferencia de presidentes del pasado domingo, cuando se podrán abrir las fronteras a terceros países de manera escalonada», continúa el jefe del Ejecutivo.

Pedro Sánchez informa a la presidenta madrileña de que «esta apertura será coordinada con nuestros socios de la Unión mediante un ‘listado común’ basado en las restricciones establecidas de manera conjunta para estos terceros países».

«Para poder tomar tierra en cualquiera de los aeropuertos designados como Puntos de Entrada con capacidad de atención a Emergencias de Salud Pública de Importancia Internacional, deberán acreditar, como requisito imprescindible, que la situación epidemiológica de origen sea análoga o mejor que la de la UE», continúa Sánchez.

Señala con respecto al “plan Barajas” que mencionaba en una carta la presidenta madrileña, que ya están implementadas en toda la red aeroportuaria de Aena en España las recomendaciones de la Comisión Europea y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), en colaboración con el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

El presidente afirme que «la formulación de estas recomendaciones ha sido coordinada con los Estados Miembros y con las asociaciones de aeropuertos (ACI Europe) y de compañías aéreas (IATA)».

«Se trata de una batería de medidas, supervisadas por Sanidad Exterior, y aplicables a todos los vuelos internacionales de pasaje, independientemente de su origen, entre las que se encuentra el control de la temperatura, que se ha automatizado con cámaras termográficas«, añade la misiva presidencial.

Adicionalmente, aclara Pedro Sánchez, se recogen los datos de localización por si se diera un caso importado, a través de un formulario que ahora se cumplimenta a bordo del avión y que se va a digitalizar para contribuir a un tránsito más fluido por el aeropuerto.

Además, dice, desde el día 21 de junio «habrá un refuerzo del personal de apoyo a Sanidad Exterior en toda la red de aeropuertos y, especialmente, en los principales aeropuertos internacionales de España, entre los que se incluye Madrid Barajas».

El presidente del Gobierno concluye su misiva a Díaz Ayuso mostrándole su confianza en que, con estas medidas y la colaboración leal entre todas las Administraciones, «conseguiremos alcanzar una situación de normalidad que ofrezca, tanto a nuestros conciudadanos como a todos aquellos que nos visiten, la garantía de seguridad y de tranquilidad respecto al control del virus».

Tras el envío de la carta de Díaz Ayuso, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid se unieron para insistir al Gobierno en que es necesario un plan para evitar rebrotes en el aeropuerto de Barajas, porque al ser el de mayor tránsito del país «no puede» tener el «mismo protocolo» que el resto de aeródromos.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, insistió este viernes en tomar medidas extra y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha dicho este sábado que si el Gobierno nacional no establece un plan para Barajas antes del día 21 de junio, la región tendrá que actuar «dentro de sus competencias» para tratar de evitar posibles rebrotes de coronavirus.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar