Noticias locales

Sánchez vuelve a la campaña con un mitin y Ayuso denuncia que el acto se ha celebrado en una zona confinada

Una semana después, y por quinta vez desde que se anunció el adelanto de elecciones, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió a bajar a la arena política madrileña para apoyar al candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, en su carrera a la Puerta del Sol. Y lo hizo con polémica, porque el mitin al que asistió este domingo en el polideportivo Juan de la Cierva de Getafe está siendo investigado por la Consejería de Sanidad por una posible vulneración de la normativa antiCovid-19 regional.

El lugar elegido por los socialistas para presentar propuestas y pedir el voto se halla en la zona básica de Las Margaritas, según sostiene el PP, un área que está confinada desde el pasado 19 de abril y hasta el próximo 3 de mayo, al menos. Esto significa que solo se puede entrar y salir con causas justificadas, como laborales, médicas o educativas, quedando fuera de las excepciones la celebración de actos electorales. De ahí que el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero, que a la vez es número 2 de la lista de Isabel Díaz Ayuso, vaya a estudiar si hay una infracción. Si determinan que sí, “se actuará”, señalaron.

“El presidente de Gobierno no ha tenido otro lugar mejor que elegir para hacer hoy su mitin contra la Comunidad de Madrid que en una zona confinada”, criticó la candidata del PP a la reelección. “Nosotros sí cumplimos los protocolos y no nos pensamos que estamos por encima del bien y del mal”, añadió Díaz Ayuso, en referencia a que los populares iban a celebrar este domingo un mitin en Majadahonda y como también está confinada, decidieron cambiarlo a Alcorcón, zona sin restricciones, según aseguraron desde el partido.

El PSOE negó las acusaciones del PP y restó importancia a la investigación de Sanidad al defender que su mitin en Getafe cumplía la normativa. El polideportivo que lo acogió tiene su domicilio en la avenida Juan de Borbón y pertenece a la zona de Getafe Norte, que ahora no está confinada, esgrimieron.

“Lo digo alto y claro: esta instalación no está confinada y se está desarrollando su actividad con absoluta normalidad”, aseveró Sara Hernández, alcaldesa socialista de Getafe. La regidora dijo que el acto tenía autorización del Ayuntamiento para celebrarse y encuadró la polémica en “un intento del PP de torpedear las iniciativas socialistas” porque no les va bien la campaña.

Lo cierto es que la controversia por la localización eclipsó el contenido de los actos de PP y PSOE. El de los populares siguió un guion ya conocido: Díaz Ayuso cargó contra Sánchez llamándole “hipócrita” y asegurando que tanto su proyecto con el de Pablo Iglesias “están acabados”. La presidenta regional no se quedó ahí y trató de pescar votos en el electorado de izquierda al aseverar que “para oponerse hoy a Pedro Sánchez no hace falta ser de derechas, sino ser sensato”.

El presidente del Gobierno, sin embargo, prefirió no centrar sus críticas en Díaz Ayuso. En el que era su primer acto tras conocerse el envío de cartas con balas a Marlaska, Iglesias y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, Sánchez llamó a la izquierda a acudir a las urnas masivamente el 4-M para frenar “a la ultraderecha”, que el viernes “cruzó una línea” al instar al candidato de Unidas Podemos a abandonar el debate de la Cadena Ser, según opinó.

Lo sucedido el viernes ha cambiado la campaña para la izquierda, que conserva esperanzas de movilizar a su electorado como forma de rechazo a Vox y dar la vuelta a las encuestas que hasta ahora daban ventaja holgada a PP y los de Santiago Abascal, a excepción del último CIS.

El resto de partidos celebró sus actos electorales al margen de la polémica por el mitin de Getafe. El candidato de Ciudadanos, Edmundo Bal, visitó San Lorenzo del Escorial y Santa María de la Alameda para presentar sus propuestas para el Madrid rural. Garantizar el relevo generacional en el campo con ayudas a los jóvenes agricultores y ganaderos, crear una marca de productos ecológicos madrileños y mejorar el transporte público entre la capital y los pequeños núcleos de la región figuran entre las iniciativas que quiere impulsar el partido naranja.

La cabeza de lista de Más Madrid, por su parte, asistió a un mitin feminista en el que propuso garantizar el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo en la sanidad pública, un permiso retribuido de tres días si se sufre un aborto, una renta de cuidados para padres y madres y la creación de una red de 16 centros de crisis para víctimas de violencia sexual, entre otras propuestas.

Vox celebró un mitin en Alcalá de Henares al que asistieron la candidata a la Presidencia de la Comunidad, Rocío Monasterio, que aseguró que su partido es “el único que no se somete, dice la verdad y está a pie de calle, dispuesto a resolver problemas”. Santiago Abascal también acudió al acto y pidió movilización masiva. “Nos jugamos una batalla política y cultural imprescindible”, aseguró.

Mostrar más
Botón volver arriba