Viajes

Seis espacios naturales para una escapada a Málaga

Málaga está muy vinculada al turismo desde que alguien inventara la Costa del Sol. Su costa es por ello sinónimo de turismo de sol y playa. Torremolinos, Marbella, Estepona… Pero en Málaga hay mucho más.

Hay que mirar adentro. La provincia malagueña tiene todo un interior lleno de sorpresas naturales. Estos seis espacios naturales, que a continuación repasamos, son seis buenas disculpas para hacer una escapada a Málaga en otoño.

Es la mayor laguna de Andalucía y está declarada Reserva Natural. Es un enclave de primera magnitud dentro de las zonas húmedas del Mediterráneo Occidental. Sus 1.354 hectáreas poseen un excepcional valor ornitológico, por ser un importante lugar de nidificación del flamenco rosa (acoge a la segunda colonia más importante de toda Europa). Además es rica en toda clase de aves acuáticas, pero también se pueden ver milanos, aguiluchos laguneros o águilas pescadoras.

El desfiladero de los Gaitanes fue excavado por el río Guadalhorce. Es, sin duda, espectacular y puede disfrutarse desde el interior, gracias al Caminito del Rey. Son 3 kilómetros de un paseo casi por el aire. Es un paisaje, literalmente, de vértigo, así que no es recomendable para personas con miedo a las alturas.

Este extenso espacio natural alberga el mayor y mejor conservado alcornocal de España y uno de los más importantes de todo el mundo. Situado entre las provincias de Cádiz y Málaga, el parque ocupa una superficie protegida de 170.025 hectáreas, aunque sólo 12.289 hectáreas corresponden a la provincia de Málaga, concretamente al municipio de Cortes de la Frontera. Pero es precisamente la zona malagueña una de las mejor conservadas del conjunto.

Extrañas formaciones kársticas jalonan estas colinas que forman parte de las Sierras Subbéticas. Estas esculturas han sido trabajadas por la mano de la naturaleza desde el período Jurásico. Es divertido ir adivinando formas familiares en los distintos perfiles kársticos que nos iremos cruzando en el camino.

Este Monumento Natural se ubica en el extremo oriental del Parque Natural de los Alcornocales, entre Cortes de la Frontera y Benalauría. Aquí, el río Guadiaro ha ido tallando la roca de manera implacable. El resultado es que las paredes en la Garganta de las Buitreras alcanzan hasta doscientos metros de profundidad. Aquí habita, majestuoso, el buitre leonado.

El Valle del Genal es un espacio singular. El río Genal es un río corto, pero capaz de alimentar a 15 pueblos y dar fuerzas a la naturaleza para poblar estos terrenos agrestes con grandes masas de castaños, quejigos, alcornoques y un sinfín de especies, vegetales y animales. El nacimiento del río en Igualeja también ostenta el título de Monumento Natural.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba