Viajes

Senderismo de fin de semana: 10 rutas por la sierra de Madrid

La Sierra Norte de Madrid ofrece infinitas posibilidades para pasar un día rodeado de naturaleza, realizando rutas de senderismo para toda la familia, de mayor o menor longitud y de diferente dificultad.

Así, desde la web de la Sierra Norte de Madrid, se pueden consultar diferentes rutas medias (de entre 10 y 50 kilómetros), grandes rutas (de más de 50 kilómetro) o rutas locales (de máximo 15 kilómetros).

Una ruta corta y sencilla es la Senda de la dehesa, que comienza desde el municipio de El Atazar. A través de sus 6,6 kilómetros de recorrido, se podrán observar los robles y quejigos de El Atazar. Esta ruta está estimada para hacerse en poco más de dos horas y solamente posee 270 metros de desnivel, por lo que es ideal para toda la familia.

De igual manera, la Senda del Lino es una ruta muy fácil, de tan solo 6,3 kilómetros de recorrido que se hacen en un tiempo estimado de dos horas y durante el que poder contemplar las huertas, dehesas y prados que surgen a los lados del paseo. La ruta parte de Villavieja del Lozoya.

Desde Cervera de Buitrago, en la calle de la Iglesia, parte la ruta conocida como el Camino del Molino. El recorrido, de 2,1 kilómetros de longitud, va por los alrededores del embalse del Atazar. Su nombre se debe a que esta ruta era el camino tradicional que conducía al molino, el cual se encuentra hoy bajo las aguas del embalse. Tan solo tiene un desnivel de 18 metros y se estima una duración del paseo de unos 45 minutos.

La ruta del embalse de El Villar parte desde la Plaza de la Constitución de Mangirón. Aunque es una ruta corta de 5,4 kilómetros, el desnivel es de 145 metros, por lo que hay en su recorrido alguna fuerte pendiente. Desde esta ruta se pueden contemplar las vistas de la Sierra del Rincón y del embalse de El Villar.

De mayor dificultad que las anteriores es la ruta al Espaldar. Comienza en Lozoyuela y tiene una duración de más de seis horas, con un desnivel de 443 metros y una longitud de 20,7 kilómetros. Desde esta ruta se puede contemplar la Sierra de la Cabrera y el camino transcurre rodeado de pinares, enebros y jaras.

La ruta de la Laguna Grande de Peñalara parte desde el parking donde se deja el coche, en el puerto de Cotos. Tiene una hora de duración, con 2,8 ilómetros de distancia por recorrer y donde poder encontrar el mirador de la Gitana o la visión del circo glaciar de Peñalara con su laguna.

La conocida como Ruta del Banco parte de Valdemanco. En tan solo 12,3 kilómetros se presenta un desnivel de 720 metros, una subida que merece la pena hasta llegar al banco de piedra más alto de Madrid, en el Cancho de las Hornillas.

La Subida al Cancho de la Cabeza es otra de las rutas que se pueden hacer en la Sierra Norte de Madrid. Parte desde Patones y, aunque solo tiene 12,5 kilómetros de recorrido, el desnivel es de 664 metros. La subida es costosa, pero merece la pena contemplar desde lo alto las vistas sobre el embalse del Atazar y, de fondo, la Sierra del Rincón.

De entre las grandes rutas que se pueden hacer en la Sierra Norte de Madrid está la Transcarpetana, que parte de Somosierra o desde el Puerto de Cotos. Esta ruta se puede dividir en dos, ya que es toda una travesía de montaña que no pasa por ningún pueblo ni sitio para pernoctar en sus 68,6 kilómetros de ida. Posee 3067 metros de desnivel y recorre todo el cordal de los Montes Carpetanos.

Por último en esta lista de rutas, el Camino Mendocino parte de Guadalajara, aunque se puede comenzar desde Uceda, que es el límite con la Sierra Norte de Madrid. Esta ruta, que forma parte del Camino de Santiago, posee 30,5 kilómetros de recorrido y un desnivel de 649 metros. El tiempo estimado para recorrer todo el camino es de más e 7 horas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba