Deportes

Sergio Ramos regatea a Illa para evitar hacerse la foto con el Gobierno

Hay dos palabras de uso corriente en estos meses de pandemia. Una es la desescalada y la otra es facha. Cualquier reacción o crítica a las decisiones o acciones del Gobierno de Pedro Sánchez encuentran una réplica. También existe el riesgo de apoyar al poder y que se te eche la marabunta encima. Por un lado u otro te puedes sentir señalado y salpicar una polémica que no es plato de buen gusto. Si eres personaje publico estás más expuesto a este escenario de crispación, reproches e insultos. Este es uno de los motivos por los que Sergio Ramos no quiso estar presente en la reunión telemática que los representantes del Gobierno organizaron para pulsar la opinión de los futbolistas en el inminente regreso de la Liga. Sergio Ramos no quiso salir en la foto.

Ulises Sánchez-Flor

El capitán del Real Madrid quiso evitar que se pudiera utilizar su imagen como propaganda. No tenía ganas de que se pudiera politizar su participación y le hizo un regate a Salvador Illa, ministro de Sanidad; Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias e Irene Lozano, presidenta del Consejo Superior de Deportes. Ramos descartó la reunión por motivos personales y en su lugar compareció Dani Carvajal. El lateral derecho del Real Madrid no tiene galones de capitán (por delante están Marcelo, Varane y Benzema), pero fue al que le cedieron los trastos para compartir impresiones con otros tres futbolistas: Gerard Piqué en representación del Barcelona, Koke Resurrección por parte del Atlético de Madrid y Asier Illarramendi, capitán de la Real Sociedad.

Imagen de la reunión telemática de los representantes del Gobierno con los futbolistasImagen de la reunión telemática de los representantes del Gobierno con los futbolistasImagen de la reunión telemática de los representantes del Gobierno con los futbolistas

La ausencia de Sergio Ramos está siendo muy comentada y al capitán del Real Madrid y de la Selección española le está costando que, en el flujo de comentarios que corre por la redes sociales, se le califique de facha. Si quería pasar desapercibido no lo ha conseguido. ¿Se equivocó Sergio Ramos dando ‘plantón’ al Gobierno? La única explicación que puede dar el sevillano es la de mantenerse al margen, en un segundo plano y evitar ser utilizado. El efecto que ha provocado su ausencia es que se le critique y se recuerden imágenes en las que apareció con una papeleta del Partido Popular. Hay que recordar que Sergio Ramos sí colaboró, el pasado 22 de marzo, en una campaña organizada por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto a Koke y Paco Jémez para pedir a los madrileños que se quedaran en casa. “Son momentos difíciles, pero vamos a salir de esta juntos y unidos”, era el mensaje del capitán del equipo madridista.

El ‘perico’ Illa

En esta ocasión se ha ausentado de la cita con el Gobierno para evitar que se pudiera hacer, por un lado, un uso que no le interesa y, por otro, como gesto de malestar por la gestión del Gobierno en la pandemia (según la Ser). Lo cierto es que, en un principio, se contaba con la presencia de Messi, como capitán del Barcelona, y el argentino tampoco estuvo presente. Le tocó a Gerard Piqué (en contra de reanudar la Liga tan pronto) conectarse a una reunión telemática en la que los representantes del Gobierno transmitieron su felicitación a los futbolistas por tener un comportamiento ejemplar para aceptar un protocolo sanitario estricto, recalcarles que son un referente y un ejemplo para la sociedad, exponer la importancia del regreso de este sector en la desescalada y comentar aspectos relacionados con la posibilidad de que vuelva a haber público en los estadios. Algo que el Gobierno ahora mismo no ve factible, pese a que Fernando Simón dijera públicamente, tras esta cita, que es una opción que están estudiando.

En la reunión telemática coincidieron Salvador Illa, aficionado del Espanyol (reconocido futbolero ‘perico’), y el azulgrana Gerard Piqué. El ahora ministro de Sanidad protagonizó, en 2018, un episodio con el central del Barça cuando le reprochó aquellas polémicas palabras. “El Espanyol de Cornellà”, fue la respuesta de Piqué a los insultos de un sector de la grada del estadio. Salvador Illa participó de este rifirrafe pidiendo a Piqué respeto. “Sería bueno que personas que tienen mucha visibilidad social y capacidad de influencia, por ser deportistas de élite o personas conocidas en medios de comunicación, deberían hacer un esfuerzo para extremar el respeto en declaraciones políticas en un momento convulso”, comentó el dirigente del PSC en un escenario de tensiones en Catalunya.

Sergio Ramos evita que se puedan hacer interpretaciones que le perjudiquen, en este caso con su ausencia de esta reunión organizada por el CSD, y anteriormente lo evitó con la polémica que surgió a raíz de las intenciones que tenía Fernando Morientes para ser presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) en un momento crítico para David Aganzo. Ramos no se posicionó en favor de una posible candidatura del ex madridista Morientes.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar