Deportes

Sergio Reguilón, el exilio forzoso de un canterano que ha rescatado Mourinho

Sergio Reguilón sale del Real Madrid contra su voluntad. Su objetivo era convencer a Zidane que tenía sitio en la plantilla. No ha sido posible y el club ha trazado su particular estrategia. Traspasarlo al Tottenham porque se necesita dinero para reducir la falta de ingresos y asegurarse que en los dos próximos años puede recuperarle. El Madrid ingresa 30 millones de euros y si lo quiere traer de vuelta se tendrá que gasta 40. Reguilón no encontró la confianza de Zidane, pero sí la complicidad de José Mourinho.

El técnico portugués llamó por teléfono al canterano del Real Madrid y la conversación tuvo un tono seductor. El portugués se lleva a uno de los futbolistas españoles que ha tenido uno de los crecimientos más rápidos en un espacio corto de tiempo e impide que el Manchester United, el otro equipo que se había interesado en el lateral zurdo, pueda reforzarse con uno de los laterales de moda. El que no ha podido competir con los dos clubes ingleses es el Sevilla. No llega a las cifras del traspaso ni el nuevo salario que va a tener Reguilón. Mourinho cuando descuelga el teléfono tiene un alto poder de persuasión.

Reguilón celebra un gol con el Sevilla. (Efe)Reguilón celebra un gol con el Sevilla. (Efe)Reguilón celebra un gol con el Sevilla. (Efe)

La operación se puede calificar como un pelotazo para un futbolista que pasó de no contar para Zidane a marcharse cedido al Sevilla y ganar la Europa League con Lopetegui. En lo deportivo, demuestra que el entrenador francés no ve lo que otros técnicos aprecian. Reguilón no tiene sitio con Mendy y Marcelo porque Zidane no le considera ni tan fuerte como el primero ni tan habilidoso como el segundo. En lo económico, la mejora de contrato es considerable. Pasa de ganar algo más de dos millones de euros netos a los cinco que le va a pagar el Tottenham. Más del doble para un chico, que en términos futbolísticos está tirando la puerta, y que también ha conseguido entrar en los planes de Luis Enrique.

Aprender de ‘Mou’

La jugada de Reguilón es perfecta. Gracias, en parte, a que Florentino Pérez sí ha visto que se trata de un jugador que puede seguir creciendo. El presidente del Real Madrid no quiere perder la opción de que el canterano pueda regresar al Real Madrid en un futuro. Eso sí, ingresar ahoar unos millones de euros es fundametal para cuadrar las cuentas que están amenazadas por el coronavirus. Lo consigue cerrando una opción de recompra con el Tottenham. El equipo inglés paga 30 millones de euros de traspaso y al Madrid le costaría 40 millones de euros en el caso de querer recuperarlo cuando ya no esté Marcelo (al brasileño le quedan dos años de contrato). Reguilón también se sale con la suya. No renuncia a su sueño de triunfar en el Madrid, pero tendrá que ser cuando ya no esté alguno de los dos laterales zurdos que están en las preferencia de Zidane.

También le tocará poner de su parte y demostrar que es uno de los laterales más prometedores del fútbol. El cambio de la Liga por la Premier lo puede notar y tendrá que adaptarse a un fútbol todavía más físico y de juego directo. Sus cualidades encajan en una competición exigente. Ha demostrado en el Sevilla y en los partidos que tuvo en la etapa con Solari en el banquillo del Real Madrid que es un jugador valiente, agresivo, rápido y con una fuerte personalidad. En el Madrid llamó la atención el capítulo en el que tuvo un altercado con Sergio Ramos en un entrenamiento y cómo se enfrentó a Messi y Luis Suárez, cara a cara, en un Clásico en el Bernabéu. Es descarado y no se achanta.

Lo importante para Sergio Reguilón es que puede seguir creciendo con un entrenador de experiencia y con mucho carácter. José Mourinho se ha fijado no solo en las condiciones técnicas y físicas sino también en el hambre del joven futbolista. Reguilón tiene un enorme reto si consigue encajar con el entrenador portugués. Puede evolucionar en lo táctico y convertirse en un futbolista más competitivo. Carácter no le falta.

Mourinho da instrucciones durante un partido del Tottenham. (Efe)Mourinho da instrucciones durante un partido del Tottenham. (Efe)Mourinho da instrucciones durante un partido del Tottenham. (Efe)

Entre los objetivos de Sergio Reguilón está conocer una competición nueva, enriquecerse de otro fútbol y con un entrenador de prestigio y ganarse un puesto en la lista de convocados de Luis Enrique para la Eurocopa del año próximo. Más a largo plazo y cuando pasen las temporadas (firma hasta 2025) se evaluará su rendimiento para tomar la decisión en el Real Madrid de si tiene que gastarse el dinero en traer de vuelta al canterano.

De momento, lo que ha conseguido Florentino Pérez es que la operación salida vaya ya por los 130 millones de euros. El penúltimo en irse fue James Rodríguez al Everton, ahora le toca a Sergio Reguilón y falta por resolver el asunto más complicado: cómo desprenderse de Gareth Bale. Su agente, Jonathan Barnett, está en conversaciones con el Tottenham, pero la fórmula para llegar a un acuerdo no es nada sencilla. La táctica del galés es irse gratis y no perdonar un eruro de los 17 millones de euros que tiene de salario. Sigue poniendo la condición de que el Madrid se haga cargo de parte de su elevada ficha.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba