Viajes

Siete lugares para visitar a menos de una hora de Vitoria

De las tres provincias que integran el País Vasco, la que mayores rasgos diferenciales presenta es Álava. Una mayor diversidad de paisajes y unos monumentos que reflejan su carácter de tierra de paso frente al mayor aislamiento de las tierras del Norte.

Estamos en Vitoria, su capital. Conserva un casco medieval en el que es posible hallar innumerables lugares de sabor tradicional, como la Plaza de la Virgen Blanca, y edificios históricos, como la Catedral de Santa María. A su lado, la ciudad extiende sus fronteras de forma armónica en el ensanche romántico, con amplias avenidas y jardines.

Pero salgamos de Vitoria-Gasteiz. Estos que siguen son siete lugares para visitar a menos de una hora de la capital alavesa.

Se trata de una cascada de forma de cola de caballo, con una caida de 222 metros. Es el salto de agua de mayor altura de España y de la península ibérica. El pueblo de Untza es el más cercano al salto. Su acceso está habilitado mediante un sendero señalizado y un mirador, desde el que puede observarse el vuelo de numerosas especies de aves.

La localidad de Gujuli se localiza en el límite del Parque Natural de Gorbea. El río Jaundia se precipita al vacío desde un escarpe calizo de más de 100 metros de desnivel, creando un espectáculo sorprendente. El mirador instalado al borde del precipicio permite disfrutar de una impresionante panorámica del salto de agua.

Es un tradicional punto de referencia del montañismo vasco. Su cumbre, de 1.482 metros de altitud, marca el límite entre el territorio vizcaíno y el alavés, y exhibe la muy buscada Cruz del Gorbeia. Atesora paisajes muy distintos, desde rocas escarpadas a zonas suaves de pastos, pasando por hayedos y robledales.

Lo encontramos en las afueras de Vitoria. La naturaleza más viva se entrelaza con los centenarios vestigios de un monasterio, un palacio y una iglesia, erigidos entre los siglos XIII y XIV. El jardín que contiene más de 1.200 especies botánicas, está dividido en tres grandes zonas.

Separa las cuencas cantábrica y mediterránea. Es ideal si nos gustan los paisajes abruptos. Incluye una serie de sierras y peñas calizas, barrancos y valles profundos, con cumbres que han fomentando una gran afición al montañismo y al senderismo. Es muy frecuentado Anboto, su cumbre más alta, con la cueva de Mari como referente mitológico.

Esta villa medieval es la capital de la Rioja Alavesa. Laguardia está amurallada y conserva casi intacto su trazado medieval. Sus calles están repletas de espléndidos edificios medievales, renacentistas, barrocos y neoclásicos. Entre ellos, destaca la Casa de la Primicia, del siglo XIV, el edificio civil más antiguo de la villa. También están sus iglesias fortificadas: la de San Juan Bautista y la de Santa María de los Reyes. En las afueras, el Biotopo Protegido Complejo Lagunar de Laguardia.

Las salinas de Añana son una de las fábricas de sal más antiguas del mundo, con sus más de 6.500 años de historia. A 30 kilómetros de Vitoria-Gasteiz, el Valle Salado es actualmente uno de los paisajes culturales más espectaculares y mejor conservados de Europa. Su sal es completamente pura, ya que proviene de un antiguo mar de hace más de 200 millones de años.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba