Deportes

Sin goles y sin fútbol: El Atlético continúa bloqueado frente al Villarreal (0-0)

Se preveía partidazo en el Wanda Metropolitano en un frío día de octubre entre el Atlético de Madrid y el Villarreal, nada más lejos de la realidad. El enfrentamiento de este sábado es el segundo 0-0 consecutivo de los de Simeone, dejando atrás ese debut de 6-1 frente al Granada que se puede considerar un espejismo. Ni rastro del olfato goleador de Suárez, ni de la clase de Saúl, solo Oblak y Partey salieron del estadio con buenas sensaciones. El Villarreal consigue un punto en uno de los partidos fuera de casa más difíciles del calendario, mejorando cada día más el bloque de Emery.

Los primeros 45 minutos se rigieron por la ausencia de juego ofensivo. El Atlético de Madrid se armó con el balón, mientras que el Villarreal de Emery parecía cómodo defiendo atrás e intentando castigar a los rojiblancos a la contra. Pese a todo, la ocasión más clara de esta primera parte fue del submarino amarillo. Mario Gaspar, en una de sus internadas por banda, probó suerte desde fuera del área conectando un potente disparo en el minuto 18 de juego. Pero en frente estaba Jan Oblak, demostrando una vez más el nivel que se le atesora. El esloveno sacó una mano complicada, muy dura, en un balón cercano al larguero.

Ulises Sánchez-Flor

Poco después sería Thomas Partey el que lo intentara desde fuera del área, pero sin llegar a causar peligro en la portería defendida por Asenjo. El de Ghana fue el mejor en el centro del campo de Diego Simeone, intentando crear juego de manera más directa. Arriba, tanto Luis Suárez como Joao Felix demostraron la misma timidez de cara a puerta que en el partido contra el Huesca. Apenas un disparo muy desviado del uruguayo y un intento de magia con un pase picado al punto de penalti del portugués que acabó en nada.

Partey y Moreno disputan un balón en un lance del juego. (Reuters)Partey y Moreno disputan un balón en un lance del juego. (Reuters)Partey y Moreno disputan un balón en un lance del juego. (Reuters)

En todo el partido, el Atlético de Madrid no ha realizado ni un solo disparo a puerta. Lo más cercano fue un centro lateral de Lodi que se envenenó y que Asenjo prefirió despejar a córner y evitar el susto.

A la vuelta del descanso, el Villarreal comenzó a ganar metros al Atleti. Gerard Moreno, mucho más que un killer para los de Emery, sirvió un balón filtrado que, de nuevo, Mario Gaspar, casi mete en portería. Una nueva atajada de Oblak impidió el gol. El conjunto amarillo empieza a carburar tras un inicio dubitativo en la nueva andadura de Emery en España. Parejo se ha hecho con los mandos del centro del campo, mientras que el recién llegado Estupiñán es puro vértigo en sus subidas por el carril izquierdo, aprovechando los desmarques hacia el centro de Moi Gómez.

La frustración de Luis Suárez fue avanzando a lo largo de los minutos. El uruguayo veía que se le acababan las energías en desmarques cortos, sin posibilidad de crear peligro. Prueba de ello fue una volea después de un sombrero que se marchó a 8 metros de la portería, con el punta lamentándose ostensiblemente de su mal partido. Tal y como sucedió frente al Huesca, el último tramo del enfrentamiento lo disputó Diego Costa, sustituyendo al otro delantero.

Luis Suárez no tuvo un día fino de cara a gol. (EFE)Luis Suárez no tuvo un día fino de cara a gol. (EFE)Luis Suárez no tuvo un día fino de cara a gol. (EFE)

El Cholo Simeone buscó revitalizar al equipo con Costa, Carrasco y Llorente. 19 minutos, más lo añadido, quedaban para conocer el desenlace del duelo. El belga tardó pocos segundos en regalar un caño que habría encendido a la afición rojiblanca de poder llenar las gradas del Wanda Metropolitano. Quien no pudo redimirse en estos instantes finales fue Joao Felix, completando un día gris con la camiseta del Atleti. El portugués fue sustituido en el minuto 76 por Héctor Herrera, quien apenas había contado con el Cholo la pasada temporada y al que se busca una salida antes del cierre de mercado, en búsqueda de más control.

En el último suspiro, Diego Costa estuvo a punto de rematar un balón a un metro de gol. El ariete entró con la potencia que le caracteriza a un centro raso de Llorente, siendo repelido por Pau Torres. Los últimos 10 minutos el Atlético se lanzó a por el tanto, encerrando al Villarreal en su área a base de balones largos y centros laterales. La intensidad de estos instantes finales dejó un choque peligroso entre Saúl y Albiol, que por suerte quedó en un susto. Mayor susto podría haber sido una volea con la zurda de Gerard Moreno que a punto estuvo de llevar 3 puntos a Villarreal. El árbitro pitó el final de una siesta futbolística que pone al sistema del Atlético en duda por su falta de gol.

“Podríamos hacer más… Entrar más por los laterales. En la primera parte hemos estado estáticos. No es suficiente, hay que empezar fuerte desde el inicio, no hemos tenido tiempo”, así de sincero se mostró Jan Oblak al hablar del resultado y del juego de su equipo. Visiblemente molesto, el esloveno no pudo explicar qué ha cambiado desde hace poco más de una semana cuando golearon al Granada por 6 goles a 1.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba