Soko y Unai Medina se ponen a las órdenes de Romo

Lo último que necesita Guillermo Fernández Romo, tras la contundente derrota del Reino de Léon, son problemas. Y esta tarde ha podido constatar que tiene dos menos: Soko y Unai Medina parecen recuperados y listos para jugar el viernes contra el Bilbao Athletic. Ambos han completado sin problemas aparentes el partidillo de 45′, casi a cancha completa, que ha supuesto la mayor parte de la sesión de entrenamiento en La Albericia. Si no hay recaída y los dos habitualmente titulares en la banda derecha están disponibles, Romo todavía deberá lamentar cuatro bajas: Satrústegui y Cedric, sancionados, Pablo Torre, con la selección Sub-19, y Carlos Castro, enfermo.

Patrick Soko, que había jugado de titular en las nueve primeras jornadas de liga, sufrió una rotura de grado I en el aductor de su pierna derecha en la última jugada del partido de Copa RFEF contra el Leioa, de infausto recuerdo para los racinguistas, y se ha perdido los partidos de Irún y León. Dos semanas más tarde ya está recuperado. La rotura de fibras en el gemelo de Unai Media ha dado más lata, con un par de recaídas, y se ha perdido los tres últimos partidos de liga, Depor, Real Unión y Cultural, y el mentado duelo copero con el Leioa.

En el partidillo que se ha desarrollado en el campo nº1 de La Albericia (que en breve pasará a denominarse ‘Estadio Santi Gutiérrez Calle’, tal como adelantó ayer SER Deportivos Cantabria), Guillermo Fernández Romo ha podido contar tanto con Satrústegui como con Cedric, que estarán sancionados el viernes, pero no así con Pablo Torre, ya a las órdenes de Santi Denia en la Sub-19, ni con Carlos Castro, enfermo desde hace una semana. El técnico madrileño ha hecho diversas pruebas, como la de disponer a un equipo con defensa de tres y dos carrileros largos, la de jugar con dos puntas en otro momento, o la de ensayar con Camus tanto en la izquierda como en la derecha. El puesto reservado a Harper, sin embargo, parece claramente el de Cedric.

El delantero nigeriano, expulsado el domingo por «golpear con el pie en forma de plancha en la pierna de un adversario, con el uso de fuerza excesiva, estando el juego detenido», según el árbitro, está a la espera de conocer mañana si el comité de competición le sanciona con uno o dos partidos fuera de los terrenos de juego.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba