Salud

Suspender el MWC pero no el Madrid-Barça o ARCO: la errática estrategia contra el virus

En su última intervención para informar sobre la epidemia del coronavirus (SARS-CoV-2) Fernando Simón ha insistido en que descartan la anulación de eventos en España por miedo a la enfermedad.

La estrategia es coherente con el escenario en el que estamos, de incremento gradual de casos, derivados en gran medida por nuestra cercanía con el brote italiano. En el país transalpino —casi 1.700 casos confirmados y 34 fallecidos— llevan días tratando de contener la enfermedad. En el carnaval de Venecia el telón de las celebraciones bajó antes de lo previsto y en las regiones afectadas, además de recomendar a todo el mundo que guarde una distancia de un metro, se ha decretado la suspensión de todo evento deportivo hasta el próximo 8 de marzo, una suspensión que incluye el partido Inter de Milan-Juventus de Turín, el equivalente italiano al Real Madrid-Barcelona que en España, como muy bien saben, sí se ha celebrado.

Antonio Villarreal

Para algunos especialistas en epidemiología, sin embargo, nuestro país debería estar siguiendo estas mismas medidas de contención que Italia aplica, sin ni siquiera esperar a llegar a ese nuevo escenario. A lo largo del lunes, Madrid o País Vasco, dos de las comunidades autónomas más afectadas por el Covid-19, han anunciado que estudian el cierre de colegios y las restricciones al movimiento de personas para reducir los contagios en Torrejón y Vitoria.

Al mismo tiempo, desde que se anunciara la suspensión del Mobile World Congress en Barcelona —debía haber tenido lugar entre los días 24 y 27 de febrero— en nuestro país se han celebrado eventos de una magnitud semejante en cuanto a número de personas.

Además del Clásico de este fin de semana, el Santiago Bernabéu acogió el martes pasado el duelo de Champions League contra el Manchester City, en ambos casos el aforo del coliseo madridista superó los 78.300 espectadores. A eso hay que sumar el resto de partidos de la jornada (la ocupación media por estadio es de unos 28.000 espectadores) que trascurrió con normalidad, otras competiciones como la Liga Iberdrola, la Liga ACB o la Euroliga de baloncesto, etc.

Dos ciudadanos con mascarillas llegan al Hospital Universitario de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz (EFE)Dos ciudadanos con mascarillas llegan al Hospital Universitario de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz (EFE)Dos ciudadanos con mascarillas llegan al Hospital Universitario de la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz (EFE)

Más allá del fútbol, el coronavirus tampoco ha sido un impedimento para la celebración de ferias internacionales como ARCO, que ha congregado a unas 93.000 personas en la Feria de Madrid. Y qué decir de los carnavales, especialmente multitudinarios en ciudades como Cádiz, Santa Cruz de Tenerife o Las Palmas de Gran Canaria.

En el otro extremo, organizaciones médicas como la Sociedad Murciana de Patología del Aparato Respiratorio sí han optado por cancelar su reunión en las V Jornadas de Patología Respiratoria, previstas para los días 5 y 6 de marzo. Lo hacen, dicen, siguiendo las recomendaciones realizadas por el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud. El País Vasco ha optado también por la suspensión de tres congresos académicos que iban a celebrarse próximamente.

En realidad, Sanidad solo menciona este tipo de medidas al enumerar las que se han tomado en Italia: “Suspensión de manifestaciones, eventos públicos y reuniones públicas o privadas en locales”.

OT prohíbe a sus concursantes darse las manos durante los concursos mientras mantiene reuniones multitudinarias con los fans

La incongruencia e improvisación de las medidas de contención contra el virus también ha llegado al ‘talent show’ Operación Triunfo. Durante la pasada gala del domingo, los concursantes del programa de TVE cambiaron uno de los rituales que habitualmente suelen hacer: no chocaban las manos al público al terminar la canción o cuando eran salvados. La dirección del programa confirmaba que era parte de las medidas de seguridad que se habían adoptado.

El protocolo se comunicó a los participantes apenas un día antes, cuando rompieron su ‘encierro’ televisivo para acudir a cuatro firmas de discos celebradas, simultáneamente en Sevilla, Barcelona, Madrid y Valencia. Unos encuentros con miles de fans, más de 10.000 en total, donde las únicas medidas de seguridad eran consejos como no acudir “si estaban enfermos”, no tocarse “la boca o la nariz con las manos” si estornudaban o llevar las manos desinfectadas.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba