Deportes

Tiger Woods, el hoyo desde más de 100 metros y el partido de los veinte millones

Deportistas de todo el mundo han visto cómo sus competiciones se detenían por culpa del coronavirus y, como cientos de millones de personas más, han tenido que confinarse en sus casas, da igual el país en el que vivieran. Desde esa cuarentena se han puesto en marcha multitud de iniciativas para poder recaudar fondos para luchar contra el covid-19, tanto en España como en el resto del mundo.

La más importante de cuantas han protagonizado los deportistas españoles la ponían en marcha Rafa Nadal y Pau Gasol que, junto a Cruz Roja, conseguían el objetivo inicial que se habían marcado: recaudar 11 millones de euros para hacérselos llegar a aquellos que más lo necesitan en este momento tan difícil por el que estamos atravesando.

Pero en el resto del mundo también se han llevado a cabo otras iniciativas destinadas a recaudar fondos. La última tenía lugar este mismo fin de semana y con un campo de golf como escenario: allí se enfrentaban dos de las mayores estrellas de la historia del golf, Tiger Woods y Phil Mickelson, cada uno de ellos formando equipo con otras dos leyendas, pero en este caso del fútbol americano: Peyton Manning y Tom Brady.

Veinte millones de recaudación

Tiger Woods hizo equipo con Peyton Manning, mientras Phil Mickelson se alió con Tom Brady para un partido a 18 hoyos gracias al cual consiguieron recaudar 20 millones de dólares, casi 19 millones de euros al cambio, para obras de caridad. Un evento que fue televisado y en el que no faltó de nada, ya que el histórico Charles Barkley era uno de los comentaristas y hablaba con los jugadores durante el partido para meterles presión en sus golpes.

Tom Brady logró el golpe del partido, embocando un golpe desde 100 metros de distancia ante el asombro de Tiger Woods y Phil Mickelson

Woods y Manning se llevaron la victoria por un solo hoyo de diferencia en un partido en el que no contaron con caddies y que se alargó por las condiciones climatológicas. Aunque, curiosamente, el mejor golpe de toda la tarde lo dio Tom Brady: el histórico jugador de los New England Patriots, que esta temporada ha fichado por Tampa Bay después de 20 años, embocaba un golpe desde 100 metros de distancia, dejando a sus compañeros sin palabras.

El propio Tiger Woods no pudo por menos que alabar el juego de sus compañeros de partido: “Me quito el sombrero ante Tom y Peyton. Este es nuestro terreno, esto es lo que hacemos para vivir. No me puedo imaginar ir un campo de fútbol y hacer lo que ellos hacen”. Pero, lo más importante, es que consiguieron recaudar 20 millones de dólares para los que más lo necesitan.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba