Deportes

Un golazo de Benzema y la lesión de Carvajal: la cara y la cruz del Real Madrid (2-0)

Un golazo de Benzema y otra lesión de Carvajal. Es la cara y la cruz del Real Madrid en la victoria contra el Valencia. Los de Zidane no consiguen la felicidad ni cuando hacen uno de esos partidos que rayan la perfección. Al Valencia lo liquidó en la primera parte con dos goles, el primero de Benzema es una maravilla y el segundo de Kroos en el 42’ cerró el encuentro, y acabó la primera parte sin que Courtois tuviera que hacer una sola parada. La propuesta del Valencia de Javi Gracia (en la grada por sanción) fue decepcionante. La actitud de los de Zidane, destacable. Quieren seguir enganchados a la Liga, a la espera de que haya algún tropiezo de un Atleti que es firme y falla poquísimo. El Madrid sacó adelante su partido con solvencia, pero queda tocado, de nuevo, con la lesión de Carvajal.

La plaga de lesiones en el Real Madrid debería tener una explicación más allá de la mala suerte, lo apretado del calendario o la influencia del coronavirus. En la enfermería hay hasta siete jugadores con problemas musculares. Marcelo, que precisamente no es uno de los que más minutos cuenta y debería tener buena salud, cayó lesionado en el sóleo en el partido contra el Getafe del pasado martes. Carvajal reaparecía contra el Valencia y solo aguantó 25 minutos. Otra lesión más para el lateral derecho titular. Otra desgracia para Zidane. En su lugar salió Lucas Vázquez, que también reaparecía de una lesión muscular.

Pedro Cifuentes

Hasta siete jugadores, con diferentes molestias musculares, hay en la enfermería: Carvajal, Marcelo, Militao, Odriozola, Hazard, Fede Valverde y Rodrygo. Más la baja de Sergio Ramos por la operación en el menisco de la rodilla izquierda. Con este panorama tiene que trabajar Zidane para ir haciendo un once entre los del primer equipo y los chicos que va subiendo de la cantera para tener gente en el banquillo o darles la oportunidad, como sucedió con Marvin contra el Getafe.

Alarma con las lesiones

La lesión de Carvajal, la cuarta en lo que va de temporada, es la noticia negativa en la cómoda victoria del Real Madrid contra un inofensivo Valencia. La positiva es que el equipo engancha tres victorias consecutivas (Huesca, Getafe y Valencia) y sigue en su afán de echarle la mano al Atleti de Simeone o, al menos, ponerle nervioso. Los de Zidane están a cinco puntos del líder con dos partidos más y tres por encima del Barcelona con un encuentro más. En el Madrid llevan diciendo hace unas semanas que tienen que ir a lo suyo, que es lo mismo que no fallar, coger regularidad y confianza por si al Atleti le da por tener un severo accidente. Si llega para ganar la Liga o competirla hasta el final sería una de esas remontadas inolvidables e históricas. Si no es así, lo habrán intentando y Zidane podrá decir que han caído con dignidad y la cabeza alta.

Al Valencia lo liquidaron con muchísima superioridad. El partido empezó con una acción para la polémica, en el primer minuto, con un pisotón en el talón de Correia a Benzema dentro del área. Para el árbitro Sánchez Martínez fue fortuito. Para Zidane, penalti, por cómo gritaba desde la banda pidiendo la infracción. Benzema quedó maltrecho, cojeando y tuvo que ser atendido en la banda. Zidane puso a calentar a Mariano en previsión de que el francés no pudiera continuar. Benzema aguantó en el césped. El delantero es un seguro para este equipo. No se lesiona, juega con dolor, quiere pelear la Liga y se volvió a reactivar.

Carvajal se retira lesionado. (Efe)Carvajal se retira lesionado. (Efe)Carvajal se retira lesionado. (Efe)

Cuando el ‘9’ volvió a entrar en calor empezó a generar peligro el ataque del Real Madrid. Avisó Casemiro con un disparo lejano que desvió Domenech con el pie. El Madrid era el dueño del balón. El Valencia buscó protegerse por el centro, no dar espacios y esperar a lanzar una contra. Tiró una parte. La primera acción del equipo valencianista llegó en el 53’ con un disparo de Maxi Gómez que exigió la estirada de Courtois. Era ya la segunda parte, los de Gracia salieron con otra actitud y dejaron la racanería. Buscaron meterse en el partido, pero ya era tarde.

El Real Madrid había hecho una de sus primeras partes más solventes de la temporada ante un rival que consiguió ganarles en Mestalla. Lo hizo con un golazo de Benzema, en el 12’, en un disparo potente y colocado a la esquina de Domenech. Un golazo del delantero francés, que ya suma un total de 17 entre todas las competiciones (12 de ellos en la Liga). El ‘9’ pasó de ir cojeando por el campo a marcar un buen gol. Benzema es la viva imagen del jugador comprometido con un entrenador que necesita futbolistas que estén fuertes en lo físico y lo mental. Benzema es de los que cree que todo es posible en el Real Madrid después de una temporada irregular y, si la Liga no es posible, ahí está la Champions.

El gol anulado a Mendy

El segundo gol lo hizo Kroos con la facilidad de su golpeo para poner una ventaja ya insalvable para un Valencia que fue de menos a más tras el descanso y buscó sus opciones. El partido se rompió. Pasó a ser un ida y vuelta y Ferland Mendy, en el 60’, hizo el tercer tanto. El árbitro lo dio por válido y el VAR lo anuló por fuera de juego. Zidane volvió a quejarse con energía a Sánchez Martínez. No entendía el porqué del cambio de criterio ni tampoco la tardanza. Cosas del VAR, que tiró la línea y juzgó que Mendy tenía un pie adelantado. La acción es curiosa porque ese pie en fuera de juego es en el momento en el Mendy está retrocediendo. No parece que le pudiera dar ventaja, pero así es el VAR, que tira líneas fronterizas y corrige decisiones de interpretación del árbitro de campo que son difíciles de comprender.

A falta de 20 minutos para el final del partido, Zidane quitó a Marco Asensio y metió en el campo a Sergio Arribas. Otra decisión relevante. En el banquillo estaba Isco. Otro jarro de agua fría para el malagueño que vuelve a ver como un canterano está por delante de él en los planes del técnico. Isco no está fino en lo físico. En el anterior partido, contra el Getafe, también salió Arribas antes que Isco. Arribas tiene desparpajo, hambre y eso es muy necesario para renovar a una plantilla con muchos lesionados y veteranos que están estancados. Sergio Arribas busca la portería, no duda, es atrevido y vertical. Los siguientes cambios fueron Mariano por Benzema e Isco por Modric, en el 79’, para que el francés y el croata no corrieran riesgos en un Madrid que tiene que revisar porqué hay tantas lesiones musculares. Lo mejor es la victoria con otro partido seguido que deja la portería a cero y el golazo de Benzema.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba