Deportes

Un sorteo de Champions envenenado para el Barcelona y benévolo para el Real Madrid

Messi contra Neymar y Mbappé. Mucha tela hay que cortar en la eliminatoria estrella. Es lo mejor, el morbo, el gran atractivo del sorteo de los octavos de final de la Champions que deja una eliminatoria bomba entre el Barcelona y el Paris Saint-Germain. Bomba porque la relación entre los dos clubes ha ido subiendo el tono de la rivalidad desde que el jeque pagó los 222 millones de euros de la cláusula de Neymar y el expresidente Josep Maria Bartomeu no encontró la manera de tomarse la venganza. Se fue del cargo sin poder traer de regreso al brasileño al Barcelona. En el recuerdo está el histórico 6-1, del mes de marzo en 2017 en el Camp Nou, con el gol en el minuto 95 de Sergi Roberto. La foto de la hazaña, las portadas, fueron para Messi y cuentan que desde ese momento Neymar se enceló y decidió que tenía que irse porque nunca sería considerado como el mejor del Barcelona. En fin, hay mucho picante en este emparejamiento entre catalanes y parisinos.

En el Barcelona pueden estar preocupados porque se enfrentan al subcampeón de Europa, un equipo que, con Mbappé y Neymar, tiene pegada arriba y cada vez más experiencia como bloque para jugar este tipo de eliminatorias. El sorteo empezó caliente. Salió el emparejamiento del Manchester City contra el Gladbach y se pensó que el Barça evitaba a Pep Guardiola. La dos siguientes bolas cruzaron a la Lazio con el Bayern de Múnich y otro respiro. El Barcelona ya no tenía que revivir la pesadilla del 2-8 en Lisboa. Pero quedaba la bola del PSG entre las que más respeto infundía. Serán dos partidos intensos, entre equipos de perfil ofensivo, y en esta ocasión con el partido de vuelta en París.

Gonzalo Vázquez

El sorteo resultó más benévolo para el Real Madrid. Evitó al Leipzig, el más poderoso de los que le podía tocar del bombo 2. Los de Zidane se enfrentarán al Atalanta. El equipo italiano que no tiene sello de italiano. Estaba en el grupo del Liverpool y es capaz de hacer partidos sonados por su valentía y los riesgos que asume para ser un equipo muy ofensivo. El conjunto que entrena Gian Piero Gasperini recibió un 0-5 del Liverpool en Bérgamo y en Anfield respondió con un 0-2. El Atalanta es un rival que deja espacios, pero que obliga a tener un orden y una solidez defensiva importante. Jugar con altísima concentración. Como no se sabe qué Real Madrid se verá esta temporada, lo que tienen que mejorar los de Zidane es la capacidad de motivación ante estos equipos que parecen inferiores.

Atleti-Chelsea, equilibrado

El Atlético de Madrid no ha salido mal parado. Se enfrenta al Chelsea, un equipo que hoy solo ha perdido dos partidos en lo que va de temporada y al que le gusta llevar la inactiva en los partidos. Es una eliminatoria igualada. Sin un claro favorito. El Atleti es otro de los equipos a temer si nos quedamos con el espíritu competitivo y de supervivencia que le hizo lograr un triunfo histórico en Anfield. Pero no hay que obviar que cuanto más se le da como favorito es peor. Se produce el petardazo, la decepción, como sucedió contra el Leipzig en los cuartos de final de la pasada Champions o la imagen de debilidad que mostró en el derbi del pasado sábado.

Al Sevilla le toca enfrentarse al Borussia Dortmund. Un equipo alemán que tiene lesionado a Haaland y que no le vendría mal que este delantero no apareciera. Pero queda mucho todavía para que llegue este momento. El Sevilla de Lopetegui sigue creciendo en Europa, tiene más experiencia, es un equipo trabajado y como bloque tiene argumentos para pensar que podrá desactivar la velocidad, profundidad y dinamismo del equipo alemán. Va a sufrir. Como todos en este tipo de eliminatorias y tendrá que defender muy bien, intentar dejar la portería a cero si es posible, para ir con opciones a la vuelta en Dortmund. “Me encanta la filosofía del Dortmund. Es el único equipo que ha sido capaz de competir con el Bayern de Múnich”, comentó Monchi.

Zidane y Simeone antes de empezar el derbi en el Di Stéfano. (Efe)Zidane y Simeone antes de empezar el derbi en el Di Stéfano. (Efe)Zidane y Simeone antes de empezar el derbi en el Di Stéfano. (Efe)

Los equipos españoles pasaron la criba de la fase de grupos sin dejar la sensación de que alguno de ellos puede ser el campeón de Europa. Ni el Barcelona, que lo llevaba ganado todo hasta el batacazo con la Juventus en el Camp Nou, el Atleti que sufrió para ganar en Salzburgo, el Sevilla que se desconectó contra el Chelsea en el día que podía haber sido primero de grupo y el Real Madrid que arregló la clasificación en el último partido contra el Borussia Mönchengladbach. Eso sí, lo solucionó con éxito porque empezó el encuentro en posición de Europa League y lo acabó primero de grupo y con el privilegio de ser cabeza de serie en el bombo uno.

Es mejor no hacerse ilusiones y ser realistas. España no tiene un equipo, a pesar de haber metido a los cuatro en los octavos, como Alemania, con el cartel de favorito para llegar a la final del 29 de mayo en el estadio Olímpico Ataturk de Estambul. Mejor así, que luego llevarse una decepción mayúscula. Sirva de escarmiento lo que sucedió el pasado mes de agosto en la fase final, a único partido, en Lisboa. El Atleti se la pegó contra el Leipzig y el Barcelona fue arrollado por el Bayern de Múnich. Quedó demostrado que tenemos que recuperar mucho del terreno perdido para catalogar a un equipo español como uno de los punteros del viejo continente.

Hacer pronósticos a mediados de diciembre es un atrevimiento cuando está más que comprobado que, en el fútbol, el rendimiento de los equipos no solo depende de la calidad de sus plantillas. Es el factor que más peso tiene, pero no el único. Está condicionado a las dinámicas, las rachas, estados de ánimo y esta temporada hay que sumarle la cantidad de lesiones por lo denso del calendario y el coronavirus. Hasta que lleguen los partidos de ida de los octavos de final quedan dos meses, a mediados de febrero, y para los de vuelta estaremos ya en marzo. Un mundo. La Champions entra en la fase de eliminatorias y en este tramo hasta la reanudación de la competición pueden suceder infinidad de cosas que alteren el favoritismo de los equipos.

Calendario oficial de los octavos de final. (UEFA)Calendario oficial de los octavos de final. (UEFA)Calendario oficial de los octavos de final. (UEFA)

La UEFA confirmó horas más tarde las fechas oficiales de la ronda de octavos. La eliminatoria que enfrentará al Barcelona y Paris Saint Germain comenzará el 16 de febrero y se resolverá el 10 de marzo. El Real Madrid, por su parte, disputará la ida de la ronda de Champions el 24 de febrero y la vuelta el 16 de marzo. La durísima eliminatoria que enfrentará al Sevilla frente al Dortmund se disputará el 17 de febrero y 9 de marzo. Finalmente, el Atlético de Madrid tratará de pasar a los cuartos de final el 23 de febrero y 17 de marzo frente al Chelsea de Frank Lampard.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba