Viajes

Un tercio de los destinos turísticos del mundo siguen cerrados al turismo internacional

Se cumple un año de que comenzara esta pesadilla: la pandemia del Covid-19. Un año después, un tercio de los destinos turísticos del mundo siguen cerrados al turismo internacional. El dato es de un informe sobre las restricciones de viaje de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El documento, que incluye las regulaciones vigentes en 217 destinos del mundo, señala que a principios de febrero el 32% de los destinos del mundo (69 en total) estaban completamente cerrados al turismo internacional. Entre ellos, más de la mitad (38) llevaban cerrados al menos 40 semanas. Además, el 34% de los destinos estaba parcialmente clausurado a turistas internacionales.

Esta novena edición del informe de la OMT sobre restricciones de viaje muestra la persistencia de diferencias regionales. De los 69 destinos en que se han cerrado completamente las fronteras a los turistas, 30 están en la región de Asia-Pacífico, 15 en Europa, 11 en África, 10 en América y 3 en Oriente Medio.

Un número creciente de destinos en todo el mundo requiere ahora que los turistas internacionales presenten una PCR o una prueba de antígenos negativa a la llegada, así como facilitar sus datos de contacto con fines de rastreo.

El 32% de los destinos del mundo imponen ahora la presentación de esas pruebas como principal requisito para las llegadas internacionales, lo que se combina a menudo con una cuarentena, y un número similar utiliza las pruebas como medida secundaria o terciaria.

Por otra parte, el análisis de los diez primeros mercados emisores de turistas, que en 2018 generaron el 44% del total de las llegadas internacionales, desaconseja los viajes no esenciales al extranjero.

El año pasado, España registró la llegada de 18.957.856 turistas, lo que supone 64,57 millones menos que en 2019. Según el Informe de la Coyuntura Turística Española 2020, esa cifra supone que la actividad turística internacional en España se desplomó más de un 77%.

El informe, elaborado por la Universidad Nebrija y la Mesa del Turismo, indica en términos económicos, que ese desplome en la llegada de viajeros supuso la pérdida del 6,9% del PIB.

Como muestra un botón del nuevo año. En enero, España recibió 432.362 turistas, un 89,5% menos que en ese mismo mes de 2020. Además, el gasto que hicieron quienes nos visitaron bajó un 90,5% hasta 451,8 millones de euros.

Francia, como ha ocurrido durante toda la crisis de la Covid, también fue en enero el país del que más turistas llegaron a España: 117.625 visitantes. En cambio, de Gran Bretaña solo llegaron 23.200 turistas, cuando históricamente ha sido el país más amigo de visitarnos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba