Viajes

Una de castillos encantados: 10 fortalezas españolas con mucha leyenda

Los castillos nos fascinan. Sí, son patrimonio artístico, pero más allá son como un viaje en el tiempo; para muchos un decorado de película. En ese sentido, España es fascinante: hay castillos por doquier.

Todas las provincias tienen castillos y fortalezas. Pero es que además, muchos de ellos, además de murallas, torres y puentes levadizos tienen leyenda. Se trata de historias y relatos populares ligados a las fortalezas y a sus moradores, que se han ido gestando con el paso de los siglos.

Nada tan fascinante como un castillo encantado y misterioso. Esta que sigue es la selección que ha hecho Civitatis de diez castillos encantados en España ideales para descubrir en otoño.

Esta fortaleza alberga nada menos que una guarida del dragón, un torreón fantasma, un salón de criptozoología, un gabinete de curiosidades, un laboratorio… El castillo encantado de Trigueros del Valle y sus misterios han logrado poner en el mapa turístico a una localidad de apenas 300 habitantes.

Este inexpugnable castillo es actualmente un Parador Nacional de Turismo. Los clientes de este hotel puede que durante su estancia se hayan topado con un espectro muy especial, que no es otro que el fantasma de doña Blanca de Borbón, según se cuenta. Hay quienes han escuchado arrastrar las cadenas de doña Blanca por los pasillos.

Según una leyenda local, dos enamorados fueron asesinados por los celos que sentía el señor del castillo. Cuando el instigador de aquel crimen regresó de la batalla de las Navas de Tolosa, ocurrió un suceso inesperado… De hecho, se cuenta que, en noches de bruma, los fantasmas de los dos amantes que perecieron fruto de la envidia aún vagan errantes entre las almenas.

Hay una oscura leyenda que cubre con un halo de misterio este lugar. Se trata del fantasma de una antigua abadesa que, según dicen, suele aparecerse en la noche de San Juan. Aún más inquietante es la leyenda del conde don Julián, supuestamente enterrado entre los muros del castillo.

Su nombre hace alusión al romance entre el obispo Alonso de Fonseca Quijada y la noble Teresa de las Cuevas. Este amor prohibido suscitó multitud de suspicacias y, como resultado, varios testigos afirman haber visto diversos fantasmas.

Es todo un icono de la ciudad de Alicante. El baluarte que se alza imponente sobre la playa del Postiguet está marcado por una trágica historia de amor. En este caso, los protagonistas de este relato son una hermosa hija de un califa árabe y el mismísimo Almanzor.

Llamado también Castillo de la Emperatriz Eugenia de Montijo, esposa del emperador Napoleón III, hay una leyenda negra que envuelve de misterio este lugar. El castillo sirvió también como prisión y cadalso, por lo que se dice que las almas de los condenados aún vagan errantes por los diferentes pasillos y estancias.

Tras los muros de esta antigua prisión de Pamplona se han producido legendarias historias de fugas y evasiones. Una de las más épicas se produjo el 22 de mayo de 1938, en plena Guerra Civil española. Sin embargo, muchos otros reos nunca consiguieron escapar de este lóbrego lugar, al que es mejor no acercarse en noches cerradas, según dicen las leyendas locales.

Actualmente es un confortable Parador Nacional de Turismo. Sin embargo, quienes se hospedan en este idílico lugar tratan por todos los medios de no alojarse en la 712: la habitación maldita del hotel. Al parecer, algunos de los turistas que han pernoctado en este cuarto vivieron una noche con inquietantes ruidos, grifos que se abren solos, luces que van y vienen e, incluso, misteriosas apariciones.

Tras la muerte de su esposa Bárbara de Braganza, el rey de España Fernando VI se traslada totalmente desolado al castillo de Villaviciosa de Odón, que hoy es sede del archivo del Ejército del Aire. El monarca pasó su último año de vida en este lugar. Pero, antes de enfrentarse a su hora final, enloqueció completamente. Después, algunos empleados de este castillo dicen haber presenciado extraños sucesos.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba