Viajes

Una de las pocas minas submarinas visitables del mundo está en España

Una de las pocas minas submarinas visitables del mundo está en España. De hecho es la única mina submarina de Europa. Está en Asturias y es digna de ser visitada. Para ponerlo más fácil ahora es un museo. Cerró en 1915 y hoy es el Museo de la Mina de Arnao.

Está en Arnao, en el concejo de Castrillón, muy cerca de Avilés y del aeropuerto de Asturias. Esta mina es uno de los conjuntos de patrimonio minero más emblemáticos de España. Situada en un privilegiado paisaje costero, constituye la explotación de carbón mineral más antigua de la Península Ibérica, el pozo vertical más antiguo de Asturias y la única mina submarina de Europa.

Su castillete de madera, que ha merecido la calificación de Bien de Interés Cultural, y sus galerías subterráneas, con cerca de doscientos años, permiten revivir el ambiente de una mina primitiva.

La mina de carbón de Arnao fue el primer yacimiento hullero ubicado debajo del lecho marino. Tuvo en su momento un novedoso sistema de explotación, convirtiéndose en la primera experiencia asturiana con un pozo vertical de extracción y con su espectacular castillete (hoy uno de los elementos más llamativos del actual museo). Asimismo, su fábrica de zinc convertió a Asturias y a la comarca de Avilés en una referencia mundial en este metal.

Catacumbas mineras

El espíritu pionero de la Real Compañía Asturiana de Minas fue más allá de lo estrictamente técnico e industrial, y en realidad buscaba un modelo de vida y de sociedad, y todo ello tiene fiel reflejo en las antiguas escuelas de la localidad y en todo el entorno urbanístico de la zona, cuya huella patrimonial da testimonio de un proyecto de empresa y de una cultura que ya es historia.

La entrada al museo permite visitar parte de sus galerías centenarias, revestidas de ladrillo que le confieren el aspecto de catacumbas mineras. Bajo tierra podemos sentir el ambiente real de una mina primitiva, los sonidos, los olores y los distintos trabajos de la minería del carbón. Y todo con el mar como una presencia constante y amenazadora (fue lo que condujo al abandono de la mina).

El museo está abierto todos os días (salvo los lunes) de 11:00 a 15:00 y de 16:00 a 20:00 horas. La entrada para ver el museo, el castillete y descender a las galerías del siglo XIX cuesta 4,50 euros, 2,50 para niños. Además, puede visitarse el Pueblo Obrero de Arnao por 3 euros más. Se recomienda reserva previa.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba