Deportes

Una estrella de tenis china acusa a un exlíder del gobierno de abuso sexual

Shuai Peng ha sido una de las mejores tenistas de la historia de China. Llegó a ser número uno mundial de dobles en 2014, ganando multitud de torneos, entre ellos Wimbledon y Roland Garros. Ahora, con 35 años, lleva un año retirada de las pistas, pero su nombre ha vuelto a la primera plana de todos los periódicos, tanto deportivos como de información general.

La deportista ha utilizado su cuenta de Weibo, la red social equivalente a Twitter en China, para acusar a Gaoli Zhang, el que fuera viceprimer ministro del gobierno chino, de presionarla para mantener relaciones sexuales. El post ya ha sido eliminado de Weibo y las autoridades chinas tratan de censurar cualquier comentario al respecto, pero internet es un hervidero de reacciones por el escándalo.

Pedro Cifuentes

Según la CNN, la publicación de Shuai Peng tenía más de 1.600 palabras antes de ser eliminada y estaba escrita como una carta abierta al político, que ahora tiene 75 años. Según ese post, ambos habrían mantenido una relación intermitente durante 10 años.

El episodio que ella narra no dejaría lugar a dudas: «¿Por qué tuviste que volver a verme, llevarme a tu casa para obligarme a tener sexo contigo? Sí, no tenía ninguna prueba y era simplemente imposible tener pruebas. No pude describir lo disgustada que estaba y cuántas veces me pregunté si todavía soy una persona. Me siento como un cadáver ambulante. Todos los días actuaba, ¿qué persona es el verdadero yo?»

Censura a destajo

Entre 2012 y 2017, Gaoli Zhang fue parte del exclusivo grupo de siete personas que formaba el Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista chino. Fue durante el primer mandato de Xi Jinping y gozó de un gran poder al ser miembro del órgano que rige los destinos del partido en el poder y, por tanto, de las decisiones que se toman en el país. Se retiró como viceprimer ministro en 2018.

Zhang Gaoli, en una foto de archivo durante un acto en 2017 (Reuters/Pool/Lintao Zhang)Zhang Gaoli, en una foto de archivo durante un acto en 2017 (Reuters/Pool/Lintao Zhang) Zhang Gaoli, en una foto de archivo durante un acto en 2017 (Reuters/Pool/Lintao Zhang)

El escándalo salta pocos días antes de una reunión de la élite del Partido Comunista chino en Pekín, donde se debe decidir el futuro de Xi Jinping de cara a un tercer mandato como presidente. Sin embargo, las reacciones no han tardado en llegar desde el exterior. Lv Pin, una exiliada china residente en Nueva York, señala que «debemos darnos cuenta de lo extraordinario que es para Shuai Peng optar por hablar. Pocas personas tendrían el coraje de hacerlo, porque podría suceder a expensas de su seguridad y la de su familia».

Las autoridades chinas tardaron un tiempo récord en borrar el mensaje de la tenista china, que apenas estuvo 30 minutos colgado en Weibo, a pesar de que se subió a las 10 de la noche. Su perfil, que acumula medio millón de seguidores, sigue online, aunque está bloqueado para búsquedas. La censura también se ha encargado de ir borrando las conversaciones y las capturas de pantalla que circulan por miles entre los chinos.

Los censores han llegado a eliminar un blog de tenis por si se hacía mención al caso

En su publicación, la tenista asegura que la primera vez que mantuvo relaciones sexuales con Zhang fue hace más de 10 años, cuando el político era el jefe del Partido Comunista de la ciudad de Tianjin. Los problemas llegaron hace tres años, cuando el político ya estaba retirado. Según Shuai Peng, fue invitada a jugar al tenis y, después, el político y su esposa la llevaron a su casa, donde la presionaron para tener sexo con Zhang, a lo que finalmente accedió.

«Esa tarde no estuve de acuerdo al principio y estuve llorando todo el tiempo. Entré en pánico, estaba asustada y acepté por mis sentimientos por ti de hace siete años«, decía la tenista en el post. Ni ella ni el Zhang se han pronunciado públicamente sobre las acusaciones, pero la noticia ha provocado un terremoto político en China que no se sabe bien cómo terminará.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba