Deportes

Una velada de boxeo entre ‘youtubers’ supera en audiencia a la final de la Europa League

A muchos les sigue pareciendo una exageración, pero cuando Florentino Pérez y Javier Tebas, cada uno con su plan, dicen que el fútbol está perdiendo tracción entre los aficionados, saben de lo que hablan. Ayer, sin ir más lejos, se dio otra pista de por dónde van los tiros: un combate de boxeo ‘amateur’ emitido en Twitch, entre ‘youtubers’, superó en audiencia a la final de la Europa League, que fue especialmente emocionante y llegó hasta los penaltis.

En la comparación entre el combate y la final de la Europa League, que se emitieron en el mismo horario, la velada auspiciada por el popular Ibai Llanos alcanzó picos de 1,5 millones de dispositivos de forma simultánea (pudieron ser muchos más espectadores), llegando a acumular 21 millones de visualizaciones en unas horas. Por contra, el minuto de oro del Villarreal-Manchester UTD, en torno a las 23:30 de la noche coincidiendo con la tanda de penaltis, se quedó en 1,2 millones de espectadores, si bien se emitió en una plataforma de pago.

Que una velada de boxeo entre ‘youtubers’ que apenas se habían subido a un ‘ring’ supere a una final internacional con algunos de los mejores futbolistas del mundo es otra muestra de que los intereses de la sociedad están cambiando, especialmente entre los más jóvenes, y también que cada vez tienen menos sentido las inversiones millonarias en torno al fútbol. Por una fracción de lo que ha costado organizar la final de la Europa League, el ‘youtuber’ Ibai Llanos consiguió que casi 20 millones de personas se pasasen por Twitch y lo convirtiesen en uno de los eventos más vistos de la historia de la plataforma.

En la velada participaron algunos nombres destacados del mundo del boxeo, como el periodista Jaime Ugarte, que llevó el peso de los comentarios técnicos, o el boxeador Sergio ‘Maravilla’ Martínez, que estuvo en la esquina de un ‘youtuber’ aconsejándole durante el combate. Se trata de otra demostración de que, incluso sin la presencia de una televisión detrás, algo que hasta hace unos años era impensable, se puede organizar un evento multitudinario, rentable y que cuente con el aval de profesionales de prestigio en el sector, en este caso del boxeo.

Alfredo Pascual

“Si conseguimos reunir a más de un millón de espectadores esta noche, el año que viene me subo yo al ‘ring”, dijo Llanos al empezar la retransmisión. La respuesta del público fue abrumadora: más de 600.000 espectadores esperaban mirando la carta de ajuste de Twitch antes de que hubiera empezado la retransmisión. Conseguido el objetivo, e incluso superado en más de un 50%, Llanos ha emplazado a su parroquia a una nueva velada, que ha fechado para mayo de 2022, donde a buen seguro batirá sus récords de audiencia.

Kike Marín

La preocupación de los directivos del fútbol, ya sea a través de la Superliga o de iniciativas como llevar LaLiga a Estados Unidos, está más que justificada. El deporte rey no es ajeno al desplome que están sufriendo el resto de disciplinas, con cifras de audiencia que apenas justifican las retransmisiones. Es el caso de la liga Asobal o la ACB, que aguantan con el mínimo de espectadores mientras los clubes hacen lo imposible por mantener sus cuentas en positivo, algo que no consiguen desde hace tiempo sin ayudas públicas o patrocinadores que pongan dinero a fondo perdido.

Fermín de la Calle

Al respecto, y según encuestas internas de LaLiga, los jóvenes consideran que el fútbol tiene un ritmo demasiado lento y que no se adecúa a los gustos del consumidor ‘online’, más dado a saltar entre contenidos que a pasar una hora y media sentado delante de la pantalla. Así, mientras el fútbol profesional zozobra, sumido en una burbuja de traspasos y derechos de televisión que no se puede sostener a medio plazo, cientos de ‘youtubers’ se están haciendo con el grueso del público joven, ofreciéndoles contenidos mucho más económicos de producir y que generan un mayor interés.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba