Viajes

Urederra, el paraíso turquesa de Navarra

El conocido como nacedero del Urederra es uno de los rincones paradisíacos que se encuentra en Navarra. Fue declarado como Reserva Natural en el año 1987 y se encuentra, concretamente, en la sierra de Urbasa, al norte de Estella-Lizarra.

Este lugar es uno de los parajes más bonitos de la zona y surge de la salida natural del acuífero formado por el macizo kárstico del Parque Natural de Urbasa-Andía, en la pared del noroeste del término de Baquedano, a 630 metros de altitud, aunque la pared alcanza los 900 metros, según la web de información del Nacedero del Urederra.

Aquí es donde nace el río Urederra, que significa ‘agua bonita’ en euskera. Todo el paraje que rodea a la formación de agua es digna de ser el escenario de un cuento, ya que está formado por diferentes pozas y cascadas, caracterizadas por un agua de azul turquesa que no se encuentra en ningún otro río de la península.

Este lugar es perfecto para realizar una ruta a pie, observar la belleza y tranquilidad del paisaje y, además, es el lugar idóneo para los amantes de la fotografía, que no podrán irse sin fotografiar cada uno de los rincones que posee.

El municipio de Estella, en Navarra, es el lugar de entrada al Parque Natural de Urbasa-Andía y, por tanto, también del nacedero. Así, desde Estella, a menos de 20 minutos por la carretera NA718, se llega a la localidad de Baquedano.

Se puede realizar una ruta de 6,2 kilómetros de longitud (ida y vuelta), que posee un total de 90 metros de desnivel. Parte del área está ubicada en la entrada del pueblo de Baquedano. En este área se encuentra el aparcamiento y el punto de información turística, según la web de turismo de Navarra.

Tras tomar la pista forestal y pasar una barrera, el camino se bifurca. “Se recomienda tomar a la ida la senda de la izquierda que discurre más cercana al río, y volver por el camino del este, más elevado”, explican desde la mencionada web. El recorrido transcurre en sentido contrario al curso del río y llega hasta unos metros antes del nacedero en sí mismo.

El total del recorrido es de unas 2 horas y media, donde el frondoso bosque de hayas, las cascadas y las pozas de agua azul turquesa componen el sendero que no deja indiferente a ningún visitante.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba