Viajes

¿Viajas con mascota? Estas cinco playas de Alicante que admiten perros te interesan

Llega el verano, con él las vacaciones, y viajar con una mascota no siempre es fácil. Aunque cada vez son más los lugares donde está permitido el acceso con perros, todos los veranos surge la misma duda: ¿puedo o no ir a la playa con perro?

Con la excepción de perros lazarillo, perros guía, de salvamento o cualquier otro tipo de asistencia, los perros, por norma general y dependiendo de las normativas municipales, tienen el acceso restringido a las playas. Sin embargo, cada vez son más las playas habilitadas para perros en nuestro país.

Antes de acudir con tu perro a la playa más cercana, es importante tener en cuenta la normativa del municipio en el que te encuentres, ya que acceder con perros a las playas donde no está autorizado puede suponer sanciones de entre 90€ y 3.000€. Una vez comprobado que el acceso sí está permitido, asegúrate de llevar contigo su cartilla sanitaria, su número de microchip y demás documentos obligatorios.

Con más de 200 kilómetros de costa, la provincia de Alicante cuenta con varias playas donde poder acceder con perro y está previsto que este verano se inauguren más. Altea, Santa Pola, Villajoyosa o Alicante son algunos de los municipios que cuentan con playas específicas para perros.

Ubicada en Alicante y con 250 metros, esta playa para perros se inauguró en 2016 y cuenta con recipientes para utilizar como comederos y bebederos, sombrillas adaptadas y enganches. En esta playa los perros pueden estar sueltos, exceptuando en el chiringuito, y bañarse con su dueño. Además, el responsable deberá asegurarse de recoger los excrementos y de llevar la cartilla de vacunas actualizada.

Cerca de la urbanización de Villa Gadea, en Altea, se encuentra esta playa para perros. El difícil acceso a esta playa la hace poco concurrida, y desde 2016 se puede acceder de manera oficial con perros. Entre sus normas se encuentran la obligatoriedad de las razas potencialmente peligrosas de llevar bozal, la de recoger y tirar los excrementos y la de evitar que los animales realicen sus deposiciones en la playa.

Situada en el Parque Natural del Cabo de Santa Pola se encuentra la Caleta dels Gossets, que desde 2015 admite perros. Entre sus normas destacan el límite de dos perros por persona, la prohibición de realizar adiestramientos, ya que se trata de una playa para el disfrute, las hembras en celo, los cachorros hasta que tengan vacuna y los perros con enfermedades infecciosas tendrán el acceso prohibido, y las razas potencialmente peligrosas deben llevar en todo momento collar, bozal y correa.

Desde mayo de 2015 esta pequeña playa de Villajoyosa está habilitada para perros, siempre y cuando lleven toda su documentación, lleven bozal en caso de considerarse raza peligrosa, y los responsables del animal lo lleven atado y recojan los excrementos.

Situada en la desembocadura del río Seco, entre las playas de Carrerlamar y Muchavista, esta playa de El Campello, además de permitir el acceso a perros, se encuentra a 500 metros de un parque canino. En la misma localidad también podemos encontrar la cala del Barranc D’Aigües. En ambas se exigen normas de convivencia básica, como intentar no molestar a otros bañistas, recoger los excrementos y llevar encima la documentación de nuestra mascota.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba