Deportes

Vidorreta: “Mis jugadores ejecutaron muy bien el plan”

Txus Vidorreta analizó el triunfo de su equipo, el Lenovo Tenerife, ante el San Pablo Burgos en los cuartos de final de la Copa del Rey de Madrid (87-76).

Valoración. “Ha sido un partido en el que creo que hemos llevado el ritmo salvo los primeros cinco minutos del partido y el inicio del tercer cuarto. A pesar de que ellos a tirones a veces se engancharan, sólo han sido mejores que nosotros en esos dos momentos. El resto fuimos mejores. Hemos movido muy bien la pelota, hemos atacado con paciencia, hemos tenido mucho acierto desde la línea de tres puntos, hemos trabajado muy bien sobre sus principales hombres, limitando mucho la aportación ofensivo antes del descanso de Benite y de McFadden. También de Kravic. Y dejando que fueran jugadores menos habituales los que tuvieran que hacer los tiros. Cuando la cosa se puso peor, estando sólo dos arriba, hemos tenido una gran reacción con mucho ritmo ofensivo y defensivo para abrir diferencias que prácticamente, salvo con el último triple, no han bajado de los doce puntos. Creo que cuando los dos equipos hemos empezado a flaquear, hemos dominado el rebote, tanto en nuestro aro como en el rival. Especialmente en el último cuarto y eso nos ha dado mucha confianza para que San Pablo Burgos no pudiera volver al partido. Es un equipo especialista en grandes remontadas y hoy hemos conseguido limitar esa capacidad de reacción que ellos tienen para lograr una victoria que nos hace muy felices”.

Partido soñado. “Está claro que los jugadores han ejecutado muy bien el plan. Ellos tienen mucha calidad y ha habido momentos como el de McFadden al final del tercer cuarto, en el que ha hecho siete puntos muy rápidos después de dos errores defensivos. Pero creo que tanto McFadden como Benite no han estado cómodos. Hemos sabido controlar las conexiones entre Cook y Kravic y creo que hemos tenido un control del timing de partido, que era fundamental. Porque si ellos pueden correr cada vez nosotros lo tenemos más difícil y si jugamos cinco contra cinco los problemas son para ellos. Hoy conseguimos esta tercera semifinal para Lenovo Tenerife, tercera para mí también, dos juntos, que nos hace muy felices y nos da la satisfacción de poder ver la próxima semifinal con relajación”.

Preferencia en semifinales. “Ninguna. Son dos equipos difíciles de batir. Sabemos que es complicado, pero al que gane se lo intentaremos poner lo más difícil posible como siempre hacemos”.

Fortaleza mental del equipo. “Hemos enfocado muy bien el partido. El año pasado nos encontramos a un Andorra acertadísimo, fuimos capaces de reaccionar, pero al vernos debajo en el marcador jugamos con demasiada ansiedad y aunque en el cara o cruz tuvimos la opción de ganar, salió cruz. Con esa experiencia, para mí ha sido fundamental el tema mental, en gente como Sasu como Gio. Han respondido muy bien. Les he dicho que no había ninguna presión, que sólo era un partido, que si ganábamos, a disfrutar de las semifinales y si perdemos, nosotros no somos favoritos para nada. Lo importante para un equipo como el nuestro es estar en la Copa y hacerlo como cabeza de serie cuatro de los últimos cinco años. Creo que eso es importante ante transatlánticos. Nuestro presupuesto es cuatro veces menor, estamos en torno a seis millones. Tenemos seis o siete equipos por delante en presupuesto y sin embargo somos asiduos a la Copa del Rey y es la segunda semifinal que jugamos juntos y la tercera para el club. Que más se puede pedir… Pero luego cuando nos salen más los dos primeros partidos de la fase final somos el gran fracaso. Y acabamos sextos. Estamos disfrutando y sentimos que el trabajo está refrendado por el club y por nuestra afición, de la que nos acordamos mucho ahora que está lejos y con mucha ilusión contra equipos que nos triplican o quintiplican el presupuesto”.

Jugar el jueves. “Nos da un poquito más de gasolina. El incoveniente para nosotros es que al ser cabeza de serie somos el equipo contra el que todos quieren jugar, el fácil. Hemos conseguido eliminar a Unicaja a un año, a San Pablo aunque hoy no había favoritos, perdimos el año pasado contra el Andorra… Significa que estamos a buen nivel. Lo más importante ahora es disfrutar del siguiente partido. Hacer una buena lectura de quién y cómo es el equipo que gana. Y ponérselo difícil. Para un equipo como nosotros, sin una rotación tan larga, es importantísimo tener 48 horas”.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba