Viajes

Vila Viçosa, Estremoz y Borba: ruta por las tres ciudades de mármol en Portugal

Vila Viçosa, Estremoz y Borba son tres localidades portuguesas conocidas por ser las ciudades de mármol, debido a las canteras presentes en esta zona que han propiciado la utilización de este material para la construcción de sus edificaciones.

Una buena recomendación para realizar una pequeña escapada de fin de semana es hacer una ruta por estas tres ciudades, que se encuentran muy cerca unas de otras, en un radio de unos 30 kilómetros.

Según la organización Turismo en Portugal, Vila Viçosa es una de las ciudades de mármol más recomendadas. Se encuentra en la región de Alentejo y cuenta con algunas zonas y sitios de interés para visitar.

Así, tiene su Praça da República, alargada y con naranjos. También cuenta con un palacio de mármol, uno de los más grandes de Portugal. Y, para introducirse más en el mundo de esta roca ornamental, cuenta con el Museo del Mármol (Paço Ducal).

En este museo se explica el ciclo del mármol desde la geología hasta su historia, pasando por la extracción y la transformación del mármol. Así, se puede ver la maquinaria utilizada durante la extracción y varias piezas de arte resultantes del trabajo en esta roca ornamental.

Estremoz es otra de las famosas ciudades de mármol de la región del Alentejo. En esta localidad se utiliza el mármol, al igual que en la anterior, en la mayor parte de las edificaciones, incluso, en los adoquines.

Rodeada por una antigua muralla y con un castillo medieval del siglo XIII, Estremoz cuenta con muchos sitios de interés. Se puede pasear por sus calles y plazas decoradas con cerámica y con hileras de naranjos, así como por su plaza principal, la de Rossio Marquês de Pombal.

Destaca el Largo General Graça y el Lago do Gadanha, este último construido en mármol. También el Convento dos Congregados del siglo XVII, convertido hoy en Cámara Municipal, con una escalinata interior de mármol y un Museo de Arte Sacra, entre otros muchos monumentos que merece la pena visitar.

Borba es de las tres la más tranquila y menos visitada. Está también en la región de Alentejo y se encuentra rodeada por canteras de mármol, por lo que también se usa este material en numerosas edificaciones.

Esta localidad es más conocida por sus vinos tintos. Se recomienda visitarla a principios del mes de noviembre, cuando se lleva a cabo la Feria de Todos los Santos.

Además, se puede hacer la conocida como ruta de los vinos del Alentejo, que cuenta con varias bodegas, como la Adega Cooperativa de Borba, que produce el famoso vino tinto corposo de Borba.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar