Deportes

Viñales gana gracias a la caída de Bagnaia y lidera el triplete español en Misano

MotoGP iba encaminada a tener su sexto ganador distinto en siete carreras y el quinto piloto que gana por primera vez en la categoría reina. Esta vez le tocaba subirse al cajón más alto a Francesco Bagnaia. El italiano de Ducati dominó prácticamente de principio a fin, fue el más fuerte durante todo el fin de semana e iba a dejar a Maverick Viñales sin su primera victoria del año. Sin embargo el italiano cometió un error y se fue al suelo a falta de siete vueltas para servir en bandeja el triunfo al español.

El piloto español no tuvo los problemas del pasado de la Yamaha y pudo firmar una importante victoria para volver a meterse de lleno en la lucha por el Mundial. Un campeonato que sigue buscando un líder sólido. Se sitúa a un solo punto del líder Andrea Dovizioso. La gran noticia para el motociclismo español es que se ha podido firmar el primer triplete de la temporada. Joan Mir, Fabio Quartararo y Pol Espargaró nos regalaron unas últimas vueltas espectaculares que terminaron con Mir segundo, el Diablo tercero y Pol fuera del podio. Sin embargo el francés recibió una sanción en la última vuelta de tres segundos por no hacer el ‘long lap’ y eso pudo permitir el podio español al completo. Además Álex Márquez firmó su mejor resultado con la Honda con un buen séptimo puesto.

No hubo problemas con la Yamaha

En el inicio de carrera Jack Miller fue quien se puso primero tras una gran salida, pero rápidamente el hombre de la pole, Maverick Viñales recuperó su sitio y empezó a tirar muy fuerte. El catalán abrió hueco con el pelotón. Sin embargo rápidamente, en apenas seis vueltas, empezó a perder ritmo y Francesco Bagnaia llegó a su cola. El italiano lo pasó sin contemplaciones y empezó a marcharse en solitario.

Los fantasmas del pasado volvían a la mente de Viñales. El nacido en Figueras se quejó esta semana de su equipo. Yamaha no le daba soluciones para tratar el problema que le hacía ser rápido a una vuelta, pero se hundía en carrera con el paso de los giros. Por detrás Miller tenía que abandonar por un problema mecánico en su moto y Pol Espargaró y Fabio Quartararo eran sus mayores amenazas de cara a firmar su tercer podio del año.

Sin embargo la segunda carrera en Misano fue diferente para Viñales. Sus neumáticos y el problema que tuvo las pasadas carreras con el agarre no llegó y pudo lograr una victoria inesperada tras la caída de Bagnaia a falta de siete vueltas. El piloto español se mantuvo toda la carrera a menos de dos segundos de Bagnaia, pero el ritmo de la Ducati era muy superior. De hecho Bagnaia en clasificación se quedó sin la pole por exceder ligeramente los límites de la pista. El italiano fue el mejor del fin de semana y era el merecido ganador del GP de la Emilia Romagna e della Riviera di Rimini, pero un error tiró todo por la borda.

Un inicio accidentado

La salida fue limpia, pero tras la sucesión de curvas del trazado de Misano comenzó un pequeño caos. Todo el mundo fue muy agresivo en el inicio y llegó la primera caída tras un toque entre Aleix Espargaró y Morbidelli, el ganador de la semana pasada. El español se fue al suelo y arrastró consigo al italiano. Espargaró pudo llegar al box, pero la moto estaba tocada y no pudo volver a pista. En ese momento, Valentino Rossi, que rodaba sexto, perdió el control de su Yamaha en la curva cuatro y cumplió de la peor manera sus 250 GPs con su marca. Después de reanudar la marcha, decidió abandonar a falta de once vueltas.

En esa misma vuelta, Brad Binder quien luchaba por las posiciones de podio se fue al suelo en la curva 14 en un fin de semana que tenía ritmo para estar entre los mejores. El sudafricano volvió a la pista pero sufrió una nueva caída y tuvo que retirarse finalmente.

Mostrar más

Deja una respuesta

Botón volver arriba