Noticias locales

Vox, dispuesto a pactar los Presupuestos de 2022 para la capital: “Somos leales, no nos dejamos llevar por una rabieta”

Los cuatro concejales de Vox están dispuestos a pactar las cuentas municipales para el próximo año. Todo pese al enfado que aún le dura al cuarteto con el alcalde quien, en su empeño por sacar adelante su nuevo Madrid Central, pactó con la izquierda rompiendo su acuerdo de investidura con Vox. “Una traición” a ojos del líder Javier Ortega Smith. “Los madrileños tienen que saber que los nuevos socios en los que se va a apoyar el equipo de Almeida son precisamente la mano derecha de Manuela Carmena”, dijo entonces el portavoz de Vox.

Sin embargo, este reciente episodio no parece que vaya a salpicar futuros acuerdos, como el de los presupuestos del próximo año. “Somos leales, no nos dejamos llevar por una rabieta”, sostiene a 20minutos la concejala Arantxa Cabello. La edil defiende que su grupo “no funciona así” y que “no exigirá de más por un enfado”.

“¿Que el ambiente está peor para negociar? Sí, no podemos obviar que han pasado cosas”, reconoce Cabello. Lo que no implica que Vox vaya a continuar trabajando bajo los compromisos adquiridos en los Acuerdos de investidura, los Pactos de Villa, así como todas aquellas proposiciones que se han ido aprobando en el pleno durante este mandato.

En todo caso, la concejala distingue entre la sintonía que tienen con el área de Medio Ambiente y el de Hacienda. Si con los primeros no hubo predisposición para negociar -dice-, con los segundos siempre hay una buena relación. “Engracia Hidalgo siempre ha sido leal, nunca nos ha tratado de engañar”, valora Cabello sobre la delegada de Hacienda.

Son buenas noticias para el alcalde quien -a diferencia de lo que ocurrió con la ordenanza de movilidad- ahora sí necesita de Vox para sacar adelante sus Presupuestos. Así lo ha reconocido esta mañana la portavoz municipal, Inmaculada Sanz. “Veo muy difícil que la izquierda trate de apoyar unos impuestos con los que siempre se han mostrado en contra porque van encaminados a reducir impuestos, a pedir a los madrileños el menor esfuerzo posible en una situación como esta y a seguir mejorando los servicios públicos con una política de impuestos bajos”.

De ahí que no escondan sus planes. “Nuestro socio natural es Vox, con él tenemos nuestro acuerdo de investidura y con ellos nos vamos a sentar para convencerlos de que son los presupuestos que la ciudad necesita. Ellos tendrán que fijar su posición”, ha concluido Sanz.

Socio natural o no fueron estos cuatro concejales -Javier Ortega Smith, Fernando Martínez Vidal, Arantxa Cabello y Pedro Fernández Hernández- quienes apoyaron las cuentas de este año. El alcalde logró sacar adelante sus segundos presupuestos gracias al apoyo de Vox. A cambio, cedió ante la mayoría de exigencias del grupo de Ortega Smith para sacar adelante sus cuentas sin la izquierda.

La historia fue diferente el año anterior. La renuncia de Sabanés permitió a Almeida aprobar sus primeros presupuestos de 2020 con la abstención de Vox. Lo que entonces se tildó por parte de la izquierda como “fraude democrático”. Fuera como fuere el regidor popular ha logrado sacar adelante sus dos primeros presupuestos. En poco tiempo se abrirán las negociaciones para los terceros. En caso de no conseguirlos, Almeida solo tendría que prorrogar los de este año. Todo dependerá de los cuatro concejales de Vox, quienes “tendrán que fijar su posición”. Y estos, por lo que manifiestan a este medio, están por la labor de negociar: “Nosotros no hacemos trilerismo político”.

Mostrar más
Botón volver arriba