Noticias locales

Vox rechaza una primera propuesta del PP para reformar las leyes LGTBI, pero siguen negociando cambios

El PP y Vox ya negocian la reforma de las leyes LGTBI de la Comunidad de Madrid. Se trata de una cuestión que está sobre la mesa desde el comienzo de la legislatura. Se reactivó con las conversaciones para pactar los presupuestos autonómicos para 2022 y, aunque finalmente se desvinculó del acuerdo, ha vuelto a la primera línea informativa con el debate en la Asamblea de la propuesta de ley de Igualdad de Vox, porque el texto que se tomará en consideración este jueves lleva implícita la derogación de ambas normas.

Desde el grupo parlamentario que lidera Rocío Monasterio se ha asegurado este lunes que ya tienen «una primera propuesta de modificación» emanada del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Eso sí, afirman que los términos de la misma no les satisfacen. En primer lugar, porque Vox sigue apostando por la derogación de las dos normas autonómicas, que datan de 2016. Subsidiariamente, porque las modificaciones que se les proponen tampoco serían del alcance que desean. En todo caso, la formación sigue abierta a la negociación para llegar a un acuerdo.

Fuentes del Ejecutivo regional reconocen que internamente se trabaja en una reforma de las leyes LGTBI, pero esta labor de análisis y propuesta se encuentra en un momento muy prematuro. «No hay decisiones tomadas», subrayan desde la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior, área encargada del estudio legislativo de las leyes al estar a la cabeza de la misma Enrique López, jurista con experiencia en la Audiencia Nacional y el Tribunal Constitucional. En todo caso, el Gobierno siempre se ha opuesto a la derogación.

Las conversaciones entre los populares y la formación que preside Santiago Abascal se producen tan solo unos días después del acuerdo para aprobar los presupuestos autonómicos y en la antesala de la toma en consideración de la propuesta de ley de Igualdad de Vox y de la votación definitiva de las Cuentas para 2022. El grupo proponente asegura que no conoce aún cuál será el sentido del voto del PP el próximo jueves, y en todo caso desvincula este trámite de la votación del marco presupuestario que se hará la semana que viene, en la que ya se ha comprometido a posicionarse en el ‘sí’.

Vox defiende su propuesta, pese a las críticas recibidas. Afirma que su ley de Igualdad «protege» al colectivo LGTBI, «que no quita ningún derecho» adquirido y que «simplifica» la legislación autonómica actual. Cuando se registró, a finales de octubre, desde el PP se dijo que habían visto «aspectos manifiestamente inconstitucionales» en una primera lectura y los grupos de izquierda la tildaron de norma «neandertal» a texto a la altura de «Polonia o Hungría».

Desde el partido que lidera Monasterio se leerá la postura del PP a la toma en consideración de su propuesta, que es el primer paso para iniciar el trámite parlamentario, en términos ideológicos. «Queremos saber si Ayuso está por dar la batalla cultura o si se pliega a Génova 13», señalan desde la formación sobre el sentido del voto de los populares y respecto a las diferencias patentes entre el Ejecutivo regional y la dirección nacional del PP.

En cualquier caso, la intención de ambos parece que pasa por seguir negociando y llegar a un punto de acuerdo. No sería la primera vez que sucede: esta legislatura, PP y Vox ya han pactado la reforma de Telemadrid -nombramiento del administrador provisional incluido-, los presupuestos para 2022 y la bajada del IRPF.

Mostrar más
Botón volver arriba